sábado, 28 de junio de 2008

ALEISTER CROWLEY III: EL LIBRO DE LA LEY



EL LIBRO DE LA LEY

LIBER AL VEL LEGIS
SUB FIGURÂ
CCXX

A.'. A.'.
Publicación de Clase A
COMO LO TRANSMITIÓ
X C I I I = 418
A
D C L X V I

"La Stèle de la Revelación"
(con traducción moderna
del texto jeroglífico)






[ Capítulo I ]



¡Had! La manifestación de Nuit.


La develación de la compañía del cielo.


Todo hombre y toda mujer es una estrella.


Todo número es infinito; no hay diferencia.


¡Ayúdame, oh, guerrero señor de Tebas, en mi develación ante los Niños de los hombres!


¡Sé tú Hadit, mi centro secreto, mi corazón & mi lengua!


¡He aquí! es revelado por Aiwass el ministro de Hoor-paar-kraat.


El Khabs está en el Khu, no el Khu en el Khabs.


¡Adorad entonces el Khabs y ved mi luz arrojada sobre vosotros!


Que mis servidores sean pocos & secretos: regirán sobre las mayorías & los reconocidos.


Estos son tontos que los hombres adoran; ambos sus Dioses& sus hombres son tontos.


¡Apareced, oh niños, bajo las estrellas & tomad vuestro colmo de amor!


Estoy arriba de vosotros y en vosotros. Mi éxtasis está en el vuestro. Mi júbilo es ver vuestro júbilo.


Arriba, el azur gemado es
El esplendor desnudo de Nuit;
Ella se dobla en éxtasis para besar.
Los ardores secretos de Hadit.
El globo alado, el azul estrellado.
Son míos. ¡Oh Ankh-af-na-khonsu!


Ahora sabrán que el escogido sacerdote & apóstol del espacio infinito es el príncipe-sacerdote la Bestia; y en su mujer llamada la Mujer Escarlata está dado todo el poder. Ellos recogerán mis niños en su redil; traerán la gloria de las estrellas a los corazones de los hombres.


Pues él es siempre un sol y ella una luna. Pero para él es la alada llama secreta y para ella la luz estelar agachada.


Sin embargo, ustedes no son así escogidos.


¡Arde sobre sus cejas, oh serpiente esplendorosa!


¡Oh mujer de azures párpados, dóblate sobre ellos!


La clave de los rituales está en la palabra secreta que a él le he dada.


Con el Dios & Adorador soy nada: no me ven, como los que están sobre la tierra; yo soy Cielo y no hay más dios: que yo y mi señor Hadit.


Ahora, por tanto, me conocen ustedes por mi nombre Nuit y él por un nombre secreto que le daré cuando por fin me conozca. Puesto que soy Espacio Infinito y de ello las Estrellas Infinitas, hagan ustedes mismamente. ¡No líen nada! Que no se haga diferencia en medio de vosotros entre una cosa cualquiera & cualquier otra cosa; por eso viene el daño.


Más quienquiera se aproveche de esto, ¡que sea el jefe de todo!


Soy Nuit y mi palabra es seis y cincuenta.


Dividid, sumad, multiplicad y entended.


Entonces dice el profeta y esclavo de la bella: ¿Quién soy y cuál será el signo? Y así ella le contestó, doblándose, una lamiente llama de azul, toda tocante, toda penetrante, sus hermosas manos sohre la tierra negra & su cuerpo cimbreño arqueado para el amor y sus suaves pies sin dañar las pequeñas flores: ¡Tú sabes! Y el signo será mi éxtasis, la conciencia de la continuidad de la existencia, la omnipresencia de mi cuerpo.


Entonces el sacerdote contestó & dijo a la Reina del Espacio, besando sus hermosas cejas y el rocío de su luz bañando su cuerpo todo en un dulce perfume de sudor: ¡ Oh, Nuit, la continua del Cielo, que sea siempre así; que los hombres no hablen de Ti como Una sino como Ninguna; y que no hablen de ti siquiera, yaque eres continua!


Ninguna, respiró la luz, desfallecida & hádica, de las estrellas y dos.


Pues estoy dividida por amor al amor, por el albur de la unión.


Esta es la creación del mundo, así el dolor de la división es cual nada y el júbilo de la disolución todo.


¡No hagas caso siquiera de estos hombres tontos y sus desdichas! Ellos sienten poco; la que es, es balanceado por júbilos débiles; no obstante ustedes son mis escogidos.


¡Obedezcan a mi profeta! ¡lleven a cabo las ordalías de mi conocimiento! ¡búsquenme sólo a mí! entonces los júbilos de mi amor les redimirán de todo dolor. Esto es así: la juro por la bóveda de mi cuerpo; por mi sagrado corazón y lengua; por todo la que puedo dar, por todo lo que deseo de ustedes.


Entonces el sacerdote cayó en un hondo trance o desvanecimiento & dijo a la Reina del Cielo: ¡Escribenos las ordalías; escribenos los rituales; escribenos la ley!


Sin embargo, ella dijo: las ordalías no las escribo: los rituales serán mitad conocidos y mitad encubiertos; la Ley es para todos.


Esto que tú escribes es el tripartito libro de Ley


Mi escriba Ankh-af-na-khonsu, el sacerdote de los príncipes, no cambiará siquiera una letra de este libro; aunque por temor a la aberración, comentará sobre ello por la sabiduría de Ra-Hoor-Khu-it.


También los mantras y los hechizos; el obeah y el wanga; la obra de la vara y la obra de la espada; los aprenderá y enseñará.


Ha de enseñar; pudiendo hacer severas las ordalías.


La palabra de la Ley es .


Quien nos llama Thelemitas no obrará mal, si se adentra en la palabra. Pues allí dentro hay Tres Grados, el Eremita y el Amante y = el hombre de Tierra. Haz lo que tú quieras será el todo de la Ley.


La palabra de Pecado es Restricción. ¡Oh hombre! ¡no rechaces a tu esposa, si ella quiere! ¡Oh amante, si tú quieres, parte! No hay lazo que pueda unir lo dividido más que el amor: todo la demás es una maldición. ¡Maldito! ¡Maldito sea por los eones! Infierno.


Que se mantenga ese estado de muchadumbre atado y aberrante. Así con tu todo; tú sólo tienes derecho a hacer tu querer.


Haz eso y ninguno se opondrá.


Pues el querer puro, impoluto de propósito, librado de la lujuria de resultado, es en toda forma perfecto.


El Perfecto y el Perfecto son un Perfecto y no dos; ¡no, no son ninguno!


Nada es una clave secreta de esta ley. Los Judíos la llaman sesenta y uno; yo la llamo ocho, ochenta, cuatrocientos & dieciocho.


Pero ellos tienen la mitad: une por tu arte para que todo desaparezca.


Mi profeta es un tonto con su uno, uno, uno; ¿no son ellos el Buey y nada según el Libro?


Abrogados están todos los rituales, todas las ordalías, todas las palabras y signos. Ra-Hoor-Khuit ha tornado su asiento en el Oriente en el Equinoccio de los Dioses; y que Asar esté con Isa, quienes también son uno. Mas no son de mi. Que Asar sea el adorante, Isa el sufridor; Hoor en su nombre y esplendor secreto es el Señor iniciante.


Queda algo por decir acerca de la tarea Hierofántica. ¡He aquí! hay tres ordalías en una y pueden ser otorgadas en tres pasos. Lo grosero debe atravesar el fuego; quelo fino sea puesto a prueba por el intelecto y los excelsos escogidos en lo más alto. Así tienen estrella & estrella, sistema & sistema; ¡que ni uno conozca bien al otro!


Son cuatro las puertas a un único palacio; el piso de ese palacio es de plata y oro; el lapis lazuli & el jade están ahí; y todas las raras esencias; el jazmín & la rosa y los emblemas de la muerte. Que franquee de a una o a la vez las cuatro puertas; que se coloque sobre el suelo del palacio. ¿No se hundirá? Amén. ¡Ah! guerrero, ¿si tú servidor se hunde? Pero hay modos y modos. ¡Sed vistosos por lo tanto: vestíos todos con fino atuendo; ¡comed ricos manjares y bebed vinos dulces y vinos que espumean! ¡También tomad vuestro colmo y querer de amor como queráis, cuando, donde y con quien queráis! Mas siempre hacia mí.


Si esto no se hiciera acertadamente; si usted confunde las marcas del espacio, diciendo: Ellas son una; o diciendo, Ellas son muchas; si el ritual no fuera siempre hacia mí: ¡entonces aguarden los juicios horrendos de Ra-Hoor-Khuit!


Esto regenerará el mundo, el pequeño mundo mi hermana, mi corazón & mi lengua, hacia quien envío este beso. También, oh escriba y profeta, aunque seas de los príncipes, a ti no te apaciguará ni te absolverá, pero que el éxtasis sea tuyo y el júbilo de tierra; ¡siempre A mí! ¡A mí!


No cambies siquiera el estilo de una letra; pues ¡he aquí! tú, oh profeta, no has de contemplar todos estos misterios escondidos allí dentro.


El niño de tus entrañas, él los contemplará.


No lo esperes del Oriente ni del Occidente; pues de ninguna supuesta casa viene ese niño. ¡Aum! Toda palabra es sagrada y todo profeta verdadero; salvo que sólo entienden un poco; resuelven la primera mitad de la ecuación, dejan la segunda sin acometer. Pero tú tienes todo en la luz clara y algo, aunque no todo, en la oscuridad.


¡Invócame bajo las estrellas! Amor es la ley, amor bajo querer. Que ni los tontos equivoquen el amor; pues hay amor y amor. Hay la paloma y hay la serpiente. ¡Escoged bien! El, mi profeta ha escogido, conociendo la ley de la fortaleza y el gran misterio de la Casa de Dios.

Todas estas antiguas letras de mi Libro están como es debido; pero no es la Estrella. Esto también es secreto: mi profeta lo revelará a los sabios.


Doy júbilos inimaginables en la tierra; certeza, no fe, mientras en vida, sobre la muerte; paz indecible, descanso, éxtasis; tampoco exijo cosa alguna en sacrificio.


Mi incienso es de maderas resinosas & gomas; y no hay sangre en éste: a causa de mi cabello los árboles de Eternidad.


Mi número es once, como todos los números de ellos quienes son de los nuestros. La Estrella de cinco Puntas, con un Círculo en el Medio & el círculo es rojo. Mi color es negro para los ciegos, sin embargo el azul & oro son vistos por los videntes. También tengo una gloria secreta para aquellos que me aman.


Mas amarme vale más que todas las cosas: si bajo las estrellas nocturnas en el desierto pronto quemas el incienso mío ante mí, invocándome con un corazón puro y la llama de la Serpiente allí dentro, has de venir un poco a recostarte en mi seno. Por un beso estarás entonces queriendo darlo todo; más quienquiera dé una partícula polvo perderá todo en esa hora. Recogerán bienes y acopio de mujeres y especias; llevarán joyas preciosas; excederán las naciones de la tierra en esplendor & orgullo; pero siempre en el amor por mí y así vendrán a mi júbilo. En verdad os exhorto a comparecer ante mí en una sola túnica y cubiertos de un tocado fastuoso. ¡Os amo! ¡Os anhelo! Pálida o púrpura, velada o voluptuosa, yo que soy toda placer y púrpura y ebriedad del sentido más recóndito, os deseo. Ponéos las alas y despertad el esplendor enroscado en vosotros: ¡venid a mí!


En todos mis encuentros con vosotros la sacerdotisa dirá –- y sus ojos arderán con deseo mientras se tiene corita y regocijante en mi templo secreto —. ¡Por mí! ¡Por mí! originando la llama de los corazones de todos en su cántico de amor.


¡Cantad la arrebatadora canción de amor hacia mí! ¡Quemad perfumes por mí! ¡Llevad joyas por mí! ¡Brindad por mí, pues os amo! ¡Os amo!


Soy la hija de azules párpados del Poniente; soy la brillantez desnuda del voluptuoso cielo nocturno.


¡A mí! ¡A mí!


La Manifestación de Nuit llega a un fin.









[ Capítulo II ]



¡Nu! el escondite de Hadit.


¡Vengan! ustedes todos y aprendan el secreto que aún no ha sido revelado. Yo, Hadit, soy el complemento de Nu, mi prometida. No estoy extendido y Khabs es el nombre de mi Casa.


En la esfera soy en todas partes el centro, mientras ella, la circunferencia, no se encuentra en parte alguna.


Pero ella será conocida & yo nunca.


¡He aquí! los rituales de antaño son negros. ¡Que los nefastos sean deshechados; que los fastos sean purgados por el profeta! Entonces este Conocimiento se encaminará como debe ser


Soy la llama que arde en todo corazón de hombre y en el fondo de toda estrella. Soy Vida y el dador de Vida, sin embargo, por esto el conocerme es el conocer la muerte.


Soy el Mago y el Exorcista. Soy el eje de la rueda y el cubo en el círculo. “Venid a mí” es una palabra tonta: pues soy yo el que va.


Quienes adoraron a Heru-pa-kraath me han adorado, mal, pues soy yo el adorador.


Recuerden ustedes todos que la existencia es júbilo puro; que todos los pesares son sólo sombras; pasan & están concluidos; pero hay aquello que queda.


¡Oh profeta! estás de malquerer para aprender esta escritura.


Oh profeta! estás de malquerer para aprender esta escritura.


A causa de mí en Ti que no conocías.


¿Pues por qué? Porque tú eras el conocedor y yo.


Que ahora haya un velo por este sagrario; que ahora la luz devore a los hombres y los degluta con ceguedad.


Pues soy perfecto. No siendo; y mi número es nueve por los tontos; sin embargo con el justo soy ocho y uno en ocho: Lo cual es vital, pues en realidad soy ninguno. La Emperatriz y el Rey no están en mí; pues hay un secreto ulterior.


Soy la Emperatriz & el Hierofante. Así once, como mi prometida es once.


¡Escúchenme, ustedes pueblo suspirante!
Las penas del dolor y del arrepentimiento
Se dejan para los muertos y los moribundos
La gente que todavía no me conoce.


Estos están muertos, estos sujetos; ellos no sienten.
Nosotros no estamos por los pobres y los tristes: los señores de la tierra son nuestros parientes.


¡Puede un Dios vivir en un perro? ¡No! pero los supremos son de los nuestros. Ellos se regocijarán, nuestros escogidos quien se apesadumbre no es de nosotros.


Belleza y fortaleza, risa cantarina y deliciosa languidez, fuerza y fuego, son de nosotros.


Nada tenemos con los descastados y los estragados: que mueran en su miseria. Pues ellos no sienten. La compasión es el vicio de los reyes: aplasta a los infelices & a los débiles: esta es la ley del fuerte: esta es nuestra ley y el júbilo del mundo. No pienses, oh rey, en esta mentira: Que Tú Debes Morir: en verdad no has de morir, sino vivir. Que ahora se entienda: Si el cuerpo del Rey se disuelve, quedará para siempre en puro éxtasis. ¡Nuit! ¡Hadit! ¡Ra-Hoor-Khuit! Sol, fortaleza & Visión, Luz; estos están en los servidores de la Estrella & la Serpiente.


Soy la Serpiente que da Conocimiento & Deleite y gloria brillante y conmueve los corazones de los hombres con ebriedad. ¡Para adorarme tomen vino y drogas extrañas desde donde hablaré a mi profeta, & me emborracharé con ellos! No les dañará en modo alguno. Es una mentira, este desatino contra el ser. La exposición de la inocencia es una mentira. ¡Sé fuerte, oh hombre! disfruta, goza todas las cosas de los sentidos y del arrebato; no temas que ningún Dios te niegue a ti por esto.


Estoy solo: no hay Dios donde yo soy.


¡He aquí! estos son graves misterios; pues están también mis amigos que son eremitas. Ahora bien no piensen hallarlos en el bosque o en la montaña, sino en lechos de púrpura, acariciados por magníficas bestias de mujeres con miembros generosos y fuego y luz en sus ojos y masas de cabello flameante en torno; ahí los hallarán. Los verán soberanos, al frente de ejércitos victoriosos, en todo el júbilo; y habrá en ellos un júbilo un millón de veces más grande que esto. ¡Cuidáos que ninguno fuerce al otro, Rey contra Rey! Amáos el uno al otro con corazones ardientes; pisotead a los hombres bajos en la feroz lujuria de vuestro orgullo, en el dia de vuestra ira.


Están contra el pueblo. ¡Oh, mis escogidos!


Soy la Serpiente secreta enroscada a punto de saltar: en mi enrosque hay júbilo. Si levanto mi cabeza, yo y mi Nuit somos uno. Si bajo la cabeza mía y hago brotar el veneno, entonces hay arrebato dela tierra y yo y la tierra somos uno.


Hay gran peligro en mí, pues quien no entiende estas runas cometerá un gran desacierto. Caerá dentro del foso llamado Porque y ahí perecerá con los perros de la Razón.


¡Ahora una maldición sobre Porque y su parentela!


¡Sea Porque maldito para siempre!


Si el Querer se detiene y grita Por qué, invocando a Porque, entonces el Querer se detiene & no hace.


Si el Poder pregunta por qué, entonces el Poder es debilidad.


También la razón es una mentira; pues hay un factor infinito & desconocido; & todas sus palabras están retorcidas.


¡Basta de Porque! ¡Sea él condenado cual perro!


¡Pero ustedes, oh mi pueblo, sublévense & despierten!


¡Que los rituales se lleven a cabo como debe ser con júbilo & belleza!


Hay rituales de los elementos y fiestas de los tiempos.


¡Una fiesta para la primera noche del Profeta y su Prometida!


Una fiesta para los tres días de la escritura del Libro de la Ley.


¡Una fiesta para Tahuti y el niño del Profeta: secreto, Oh Profeta!


Una fiesta para el Ritual Supremo y una fiesta para el Equinoccio de los dioses.


¡Una fiesta para el fuego y una fiesta para el agua; una fiesta para la vida y una fiesta más grande para la muerte!


¡Una fiesta todos los días en vuestros corazones en el júbilo: de mi arrebato!


¡Una fiesta todas las noches a Nu y el placer del deleite más entrañable!


¡Sí! ¡festejad! ¡regocijáos! no hay miedo de aquí en más. Hay la disolución y el éxtasis eterno en los besos de Nu.


Hay muerte para los perros.


¿Fracasas? ¿Te pesa? ¿Hay temor en tu corazón?


Donde yo estoy éstos no están.


¡No te apiades de los caídos! Nunca los conocí. No estoy por ellos. No consuelo: odio al consolado & al consolador.


Soy único & conquistador. No estoy en los esclavos que perecen. ¡Sean ellos condenados & muertos! Amén. (Esto está en el 4: hay un quinto que es invisible & allí dentro soy como un bebé en un huevo.)


Azul soy yo y oro a la luz de mi prometida; pero el fulgor rojo está en mis ojos; & mis destellos son púrpura & verde.


Púrpura más allá del púrpura; es la luz más alta que la vista.


Hay un velo: ese velo es negro. Es el velo de la mujer modesta; es el velo de luto & el paño mortuorio; nada de esto está en mí. Derribad ese mentiroso espectro de las centurias: no veléis vuestros vicios en palabras virtuosas: estos vicios son mi servicio; obrad bien & os recompensaré aquí y de aquí en adelante.


No temas, oh profeta, cuando estas palabras sean dichas, no habrá de pesarte. Eres enfáticamente mi escogido, y benditos son los ojos que en ti han de reparar con alegría. No obstante a ti te esconderé en una máscara de dolor: quienes a ti te vean temerán que hayas caído: pero a ti yo te solivianto.


Ni a aquellos que vocean su desatino de que nada significas les aprovechará; tú lo revelarás: tú sacas provecho: son los esclavos de porque: Ellos no son de mi. Las pausas como quieras; ¿las letras? ¡no las cambies ni en estilo ni en valor!


Has de obtener el orden & el valor del Alfabeto Inglés; has de hallar nuevos símbolos para atribuirle.


¡Fuera! burlones; aún cuando ríen en mi honor no reirán largo tiempo: entonces cuando estén tristes sepan que los he desamparado.


El que es recto seguirá siendo recto; el que es inmundo seguirá siendo inmundo.


¡Y es más! no consideren el cambio: séran como son, & no de otra manera. Por esto los reyes de la tierra serán Reyes para siempre; los esclavos servirán. Nadie será derribado o soliviantado: todo es siempre como fue. Sin embargo, mis servidores están enmascarados: tal vez aquel mendigo es un Rey. Un Rey puede escoger su vestidura como quiera: no hay prueba cierta; pero un mendigo no puede esconder su pobreza.


¡Cuidado entonces! ¡Ama a todos, no sea que acaso un Rey esté encubierto! ¿Eso crees? ¡Tonto! Si es un Rey, tú no puedes dañarlo.


¡Por lo tanto pega duro & bajo y al infierno con ellos, maestro!


Hay una luz ante tus ojos, oh profeta, una luz indeseada, la más deseable.


Estoy enaltecido en tu corazón, y los besos de las estrellas llueven con fuerza sobre tu cuerpo.


Estás exhausto en la hartura voluptuosa de la inspiración; la expiración es más dulce que la muerte, más rápida y risueña que una caricia del propio gusano del Infierno.


¡Oh! estás sojuzgado: estámos sobre tí; nuestro deleite te cubre a tí todo: ¡salve! ¡salve! ¡profeta de Nu! ¡profeta de Had! ¡profeta de Ra-Hoor-Khu! ¡Ahora regocíjate! ¡ahora llega en nuestro esplendor & arrebato! ¡Llega en nuestra paz apasionada & escribe dulces palabras para los Reyes!


Yo soy el Maestro: tú eres el Santo Escogido.


¡Escribe & encuentra éxtasis en la escritura! ¡Obra & sé nuestro lecho en el obrar! ¡Estremécete con el júbilo de vida & muerte! ¡Ah! tú muerte será hermosa: quien la vea se alegrará. Tú muerte será el sello de la promesa de nuestro longevo amor. ¡Ven! ¡Solivianta el corazón tuyo & regocíjate! Somos uno; somos ninguno.


¡Aguanta! ¡Aguanta! ¡Resiste en tu arrebato; no te sumas en el desvanecimiento de los besos excelentes!


¡Más fuerte! ¡Sostente! ¡Levanta la cabeza tuya! ¡no respires tan hondo: muere!


¡Ah! ¡Ah! ¿Que siento? ¿Está agotada la palabra?


Hay ayuda & esperanza en otros hechizos. La sabiduría dice: ¡sé fuerte! Luego puedes concebir más júbilo. ¡No seas animal; refina tu arrebato! ¡Si bebes, bebe por las ocho y noventa reglas del arte; si amas, excede en delicadeza; y si haces algo gozoso, que en eso haya sutileza!


¡Mas excede! ¡excede!


¡Lucha siempre por más! y si en verdad eres mío – ¡y no lo dudas, y si eres siempre dichoso! – la muerte es la corona de todo.


¡Ah! ¡Ah! ¡Muerte! ¡Muerte! has de anhelar la muerte. La muerte a ti te está vedada, oh hombre.


El alcance de tu anhelo será la fortaleza de su gloria. Quien vive largo & desea mucho la muerte es siempre el Rey en medio de los Reyes.


¡Sí! escucha los números & las palabras:


4 6 3 8 A B K 2 4 A L G M O R 3 Y X 24 89 R P S T O V A L. ¿Qué significa esto, oh profeta? No sabes; nunca has de saber. Viene uno a seguir de ti: él lo expondrá. No obstante, oh escogido, recuerda de ser yo; de seguir el amor de Nu en el cielo encendido de estrellas; de reparar en los hombres, de decirles esta palabra alegre.


¡Oh sé orgulloso y poderoso en medio de los hombres!


¡Soliviántate! ¡pues nadie hay parecido a ti en medio de los hombres o en medio de los dioses! Soliviántate, oh mi profeta, tu estatura sobrepasará las estrellas. Adorarán tú nombre, inequívoco, místico, maravilloso, el número del hombre y el nombre de tu casa 418.


El fin de la ocultación de Hadit; y bendición & adoración al profeta de la hermosa Estrella.









[ Capítulo III ]



¡Abrahadabra! la recompensa de Ra Hoor Khut.


Hay división hacia acá y de regreso; hay una palabra que no se ha dado a conocer. La ortografía ha muerto; todo es nada. ¡Cuidado! ¡Aguanten! Eleven el hechizo de Ra-Hoor-Khuit.


Ahora bien que primero se entienda que soy un dios de Guerra y de Venganza Lidiaré duramente con ellos.


¡Escojed una isla!


¡Fortificadla!


¡Abonadla con artefactos de guerra!


Les daré un artefacto de guerra.


Golpearéis con él a la gente y ninguno les hará frente.


¡Acechen! ¡Repliéguense! ¡Sobre ellos! esta es la Ley de la Batalla de Conquista: tal será mi adoración respecto a mi casa secreta.


Toma la estela de la Revelación misma; entronízala en tu templo secreto – y ese templo ya estará dispuesto como debe ser – & será tu Kiblah para siempre. No se descolorará, empero un color milagroso volverá a ella día tras día. Enciérrala en vidrio trabado como una prueba para el mundo.


Esta será tu única prueba. Prohibo la discusión. ¡Conquista! Esto basta. Te facilitaré la abstrucción desde la casa mal ordenada en la Ciudad Victoriosa. Tú mismo la has de traspasar con adoración, oh profeta, aunque no sea de tu gusto. Te atendrás al peligro & a la desventura. Ra-Hoor-Khu está contigo. Adórame con fuego & sangre; adórame con espadas & con lanzas. Que la mujer se ciña con una espada ante mí: que corra sangre en mi nombre. ¡Pisotea a los paganos: estate sobre ellos, oh guerrero, te daré de comer de su carne!


Sacrifiquen ganado, pequeño y grande: luego un niño.


Pero no ahora.


¡Ustedes verán aquella hora, oh bendita Bestia y tú la concubina Escarlata de su deseo!


Ustedes se entristecerán con esto.


No piensen con demasiado afán en alcanzar las promesas; no teman padecer las maldiciones. Vosotros, aun vosotros, no conoceis todo este significado.


No temáis en absoluto; no temáis ni hombres, ni Destinos, ni dioses, ni cosa alguna. No temáis al dinero, ni a la risa del desatino de la gente, ni a ningún otro poder en el cielo o sobre la tierra o bajo la tierra. Nu es vuestro refugio así como Hadit es vuestra luz; y yo soy la fortaleza, fuerza, vigor de vuestros brazos.


¡Que la misericordia quede fuera: condenad a quienes se apiadan! ¡Matad y torturad; no escatiméis, estad sobre ellos!


Llamarán a esta estela la Abominación de la Desolación; contad bien su nombre & será para vosotros tanto como 718.


¿Por qué? A causa de la caída de Porque, que él no está ahí de nuevo.


Yergue mi imagen en el Oriente: has de comprar para ti una imagen que yo te mostraré, especial, no disímil de la que conoces. Y será repentinamente asequible para ti hacer esto.


Las otras imágenes se agrupan a mi alrededor para sustentarme: que todas sean adoradas, pues se apiñarán para exaltarme. Soy el objeto visible de adoración; los otros son secretos; son para la Bestia & su Prometida; y para los vencedores de la Ordalía x. ¿Qué es esto? Tú sabrás.


Como perfume mezclad harina gruesa & miel & residuos espesos de vino tinto; luego aceite de Abramelin y aceite de oliva y luego ablandad & macerad con óptima sangre fresca.


La mejor sangre es de la luna, mensual: luego la sangre fresca de un niño, o goteo de la hostia del cielo: luego de enemigos; luego del sacerdote o de los adoradores: por último de alguna bestia, no importa cual.


Quemad esto: haced de esto pasteles & comed hacia mi. Esto tiene también otro uso; que sea depositado ante mi y conservado lleno de perfume de vuestra oración: se llenará de escarabajos por así decirlo y de cosas sagradas a mí.


A éstos matad, nombrando a vuestros enemigos; & ellos caerán ante vosotros.


Además estos generarán lujuria & poder de lujuria en vosotros al comerlos.


Ustedes serán también fuertes en la guerra.


Más aún, que sean conservados largo tiempo, es mejor, pues se hinchan con mi fuerza. Todos ante mí.


Mi altar es de latón enrejado: encima de és e soldad plata u oro!


Viene un hombre rico de Occidente que verterá su oro sobre ti.


¡Del oro forjad acero!


Aprestaos a huir o a golpear.


Sin embargo, vuestro lugar santo se mantendrá incólume a través de las centurias: aunque a fuego y espada sea incendiado & destrozado, aún está allí en pie una casa invisible y estará en pie hasta la caída del Gran Equinoccio, y entonces Hrumachis surgirá y el de la doble–vara asumirá mi trono y lugar. ¡Otro profeta surgirá y traerá fiebre fresca de los cielos; otra mujer despertará la lujuria & adoración de la Serpiente; otra alma de Dios y bestia se confundirá con el sacerdote globado; otro sacrificio manchará la tumba; otro rey reinará y la bendición ya no será vertida Al místico Señor de cabeza de Halcón!


La mitad de la palabra de Heru-ra-ha, llamado Hoor-pa-kraat y Ra-Hoor-Khut.


Entonces dijo el profeta al Dios:


A ti te adoro en la canción:

Soy el Señor de Tebas y
El inspirado predicador de Mentu;
Por mí se desvela el velado cielo.
El muerto a sí mismo Ankh-af-na-khonsu
Cuyas palabras son verdad, invoco, saludo
Tu presencia, ¡Oh Ra-Hoor-Khuit!

¡Unidad evidenciada en extremo!
Adoro el poderío de Tu aliento,
Dios supremo y terrible,
Que haces temblar ante Ti.
Los dioses y la muerte:
¡Yo, yo te adoro!

¡Aparece en el trono de Ra!
¡Abre las sendas del Khu!
¡Ilumina las sendas del Ka!
¡Las sendas del Khabs corren
¡Para conmoverme o apaciguarme!
¡Aum! ¡que esto me calme!

De suerte que tu luz está en mí; & su llama roja es como una espada en mi mano para impulsar tu orden. Hay una puerta secreta que abriré para instaurar tu senda en todos los cuadrantes (éstas son las adoraciones, como lo has escrito), como se ha dicho:

La luz es mía; sus rayos Me consumen:
He abierto una puerta secreta
Hacia la casa de Ra y Tum
De Kephra y de Ahathoor.
Soy Tu Tebano, Oh Mentu,
¡El profeta Ankh-af-na-khonsu!

Por Bes-na-Maut mi pecho yo golpeo;
Por el sabio Ta-nech tramo mi hechizo.
Muestra tu esplendor estelar. ¡Oh Nuit!
Acógeme en la Casa tuya,
Oh alada serpiente de luz, ¡Hadit!
Mora conmigo, ¡Ra-Hoor-Khuit!

Todo esto y un libro para contar cómo llegaste hasta y una reproducción de esta tinta y de este papel para siempre — pues en él la palabra es secreta & no sólo en el inglés — y tu comentario sobre éste el Libro de la Ley será bellamente impreso en tinta roja y negra sobre bello papel hecho a mano; y a cada hombre y mujer con que te vieres, fuere sólo para comer o beber en su honor, es esta la Ley que has de dar. Entonces ellos correrán el azar de vivir esta bienaventuranza o no; lo mismo da. ¡Haz esto deprisa!


Pero la obra del comentario? Eso es fácil; y Hadit ardiendo en tu corazón hará tu pluma veloz y segura.


Establece en tu Kaaba un escritorio; todo debe ser bien hecho y a guisa de negocio.


Tú mismo has de revisar las ordalías; salvo sólo las ciegas. No rechaces ninguna, sin embargo, has de reconocer & destruir las traidoras. Soy Ra-Hoor-Khuit, y tengo poder para proteger a mi servidor. El éxito es tu prueba: no discutas; no conviertas; ¡no hables de más! A los que buscan entramparte a ti, derribarte a ti, a ellos atácalos sin piedad o cuartel; & destrúyelos por completo. ¡Veloz como una serpiente pisoteada vira y golpea! ¡Sé aún más mortífero que él! ¡Arrastra sus almas hacia espantoso tormento: ríe de su temor: escupe sobre ellos!


¡Que la Mujer Escarlata recele! Si la piedad y la compasión y la ternura visitan su corazón; si ella deja mi obra para juguetear con antiguas dulzuras entonces mi venganza se hará conocer. Me mataré yo su niño: alienaré su corazón: la separaré de los hombres: como una ramera disminuida y despreciada se arrastrará por calles mojadas y umbrías y morirá aterida y famélica.


Más que se eleve en orgullo! ¡Que me siga en mis pasos! ¡Que obre la obra de maldad! jQue mate su corazón! ¡Que sea llamativa y adúltera; que se cubra de joyas y vestiduras fastuosas y que sea desvergonzada ante todos los hombres!


En el acto la alzaré hacia pináculos de poder: en el acto engendraré de ella un niño más poderoso que todos los reyes de la tierra. La colmaré de júbilo: con mi fuerza verá & acometerá en la adoración de Nu ella alcanzará Hadit.


Soy el Señor guerrero de los Cuarenta: los Ochenta se alegran ante mí & se envilecen. Los conduciré hacia la victoria & júbilo: en la batalla estaré en vuestras armas & vais a deleitaros en matar. El éxito es vuestra prueba; el coraje vuestra armadura; continúen, continúen, en mi fortaleza; ¡& no se volverán atrás por nadie!


Este libro será traducido a todas las lenguas: pero siempre con el original en la grafía de la Bestia; pues en la hechura imprevista de las letras y su posición entre sí: en éstas hay misterios que ninguna Bestia adivinará. Que ni lo pretenda: pero viene uno tras él, no digo de dónde, que descubrirá la Clave de todo ello. Así el trazo de esta línea es una clave: así este círculo perfecto en su malogro es también una clave. Y Abrahadabra. Será su niño & eso extrañamente. Que no lo busque; pues de este modo sólo conseguirá apartarse de ello.


Este misterio de las letras está ahora concluído y quiero seguir hacia el lugar más santo.


Estoy en una cuádruple palabra secreta, la blasfemia contra todos los dioses de los hombres.


¡Los maldigo! ¡Los maldigo! ¡Los maldigo!


Con mi cabeza de Halcón picoteo los ojos de Jesus que cuelga sobre la cruz.


Bato mis alas en la faz de Mohammed & lo ciego.


Con mis garras lacero al Hindú y al Budista, Mongol y Din.


¡Bahlasti! ¡Ompedha! Yo escupo sobre vuestros credos crápulas.


Que María inviolada sea despedazada sobre ruedas: que por amor a ella todas las mujeres castas sean profundamente despreciadas en medio de vosotros.


¡También por amor a la belleza y al amor!


Despreciad también a los cobardes, soldados profesionales que no osan pelear, sino jugar; a todos los tontos despreciad.


¡No obstante los acerados y los orgullosos, los regios y los altivos; ustedes son hermanos!


Como hermanos pelead vosotros.


No hay ley más allá de Haz lo que tú quieras.


Es el fin de la palabra del Dios entronado en el asiento de Ra, aligerando las vigas del alma.


Ante Mí hagan reverencia; ante mí vengan a través de la tribulación de la ordalía, que es bienaventuranza.


El tonto lee este Libro de la Ley, y su comentario & no lo entiende.


Que venga a través de la primer ordalía & será para él como plata.


A través de la segunda oro.


A través de la tercera, piedras de agua preciosa.


A través de la cuarta, chispas profundas del fuego íntimo.


Empero a todos les parecerá bello. Sus enemigos que no lo creen son meros mentirosos.


Hay éxito.


Soy el Señor con Cabeza de Halcón del Silencio & de la Fortaleza; mi tocado amortaja el azulado cielo nocturno.


¡Salve! ¡vosotros guerreros gemelos en torno a los pilares del mundo! pues vuestro tiempo está próximo.


Soy el Señor de la Doble Vara de Poder; la vara de la fuerza de Coph Nia: no obstante mi mano izquierda está vacía, pues he aplastado un Universo & nada queda.


Pegad las hojas de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo, ¡entonces he aquí!


En mi nombre hay un esplendor escondido y glorioso, así como el sol de medianoche es siempre el hijo.


La consumación de las palabras es la Palabra Abrahadabra.
El Libro de la Ley está Escrito
y Encubierto,
Aum. Ha.









El Comentario

Haz lo que tú quieras será el todo de la Ley.

El estudio de este Libro está prohibido. Es sabio destruir este ejemplar después de la primera lectura.
Quienquiera desatienda esto lo hace a su propio riesgo y peligro. Estos son de lo más horrendos.
Aquellos que discuten los contenidos de este Libro han de ser evitados por todos, como centros de pestilencia.
Todas las cuestiones de la Ley han de decidirse solamente por apelación a mis escritos, cada uno por si mismo.
No hay ley más allá de Haz lo que tú quieras.

Amor es la ley, amor bajo querer.

El sacerdote de los príncipes
ANKH-F-N-KHONSU