sábado, 21 de junio de 2008

MAGIA DEL CAOS VI




LOS CICLOS DEL CAOS:
Deconstruyendo la Iniciación
Por Kalkinath & Vishvanath



Parece haber un cierto malentendido sobre lo que significa exactamente el término 'iniciación'. De vez en cuando uno se topa con gente de la escena mágica que se llaman asi mismos 'iniciados' y parecen considerarse como por ' sobre ' el resto de humanidad. Es particularmente irritante por parte de estos "iniciados" el que vayan dejando caer trozos de información obscura y después rechazan ir mas lejos con la explicación porque su audiencia está compuesta por "no iniciados". El término en sí mismo parece surgir de una variedad amplia de contextos - la gente habla de ' ser iniciados ' en grupos, a través de una via específica, o de autoiniciarse. Algunos sostienen que la ' iniciación ' es solamente válida si la persona que la otorga es parte de una tradición genuina, otros dicen que esto no es importante.

Las definiciones del diccionario sobre iniciación se refieren al acto de comenzar, de poner en movimiento, o entrar en una situación específica. Una forma de explicar la iniciación es considerarla como un umbral de cambio que podemos llegar a experimentar en diversas ocasiones en nuestras vidas, pues crecemos y nos convertimos. La clave de la iniciación es reconocer que hemos llegado a un momento crucial, y estamos enterados de estar en un período de transición entre nuestro pasado y nuestro futuro. El conocimiento consciente de estar entrando en un estado transicional nos permite quizás descartar patrones emocionales o de comportamiento que ya no sean válidos para las ' nuevas ' circunstancias, y tomar consciencia de los nuevos que puedan surgir.

Los libros mágicos muchas veces fallan en enfatizar que la iniciación es un proceso. No es algo que sucede solamente una vez, sino que ocurre muchas veces a lo largo de la vida de un individuo, están los picos (crisis iniciatoria), los depresiones (depresión negra o la ' noche oscura del alma ') y mesetas (donde no mucho parece suceder). Estar enterado de nuestros propios ciclos de cambio, y cómo hacerle frente, es una parte fundamental de cualquier proceso de desarrollo o acercamiento a la práctica mágica.

En las sociedades chamánicas la primera etapa del proceso de iniciación está marcada a menudo por un período de crisis personales y de una ' llamada ' de comenzar el viaje chamánico. A excepción de los rebeldes juveniles, la mayoría de nosotros estamos absolutamente felices de permanecer dentro de los límites conceptuales y filosóficos de la ' realidad consensual ' (el mundo diario).

Como un comienzo individual en el viaje iniciatorio, la crisis puede venir como una poderosa visión , sueños o una profunda ( y a menudo inquietante), sensación de descubrir lo que está más allá de los límites de la vida normal. Puede venir a menudo como resultado de una poderosa experiencia espiritual, religiosa o política, o como un descontento existencial cada vez mayor con la vida. Nuestro sentido de ser un individuo estable es reforzado por las "paredes" del mundo social en el cual participamos - hasta nuestro sentido de ser únicos reside en las grietas de esas mismas paredes. La iniciación es un proceso que nos eleva por "sobre la pared" a los territorios inexplorados de las posibilidades que solo habíamos vislumbrado a medias. Esta primera crisis es a menudo una experiencia desagradable, pues comenzamos a preguntarnos y a descontentarnos con todo lo que previamente habíamos considerado como cosas que amábamos o nos gustaban - el trabajo, relaciones, valores éticos, vida de familia puede ser abandonado a la vez que cada vez más se acrecienta en el individuo el deseo ' de viajar '. La llamada interna puede ser conscientemente anulada o resistida, y no es infrecuente oír de individuos en sociedades tribales que rechazan ' la llamada ' al entrenamiento chamánico - Algo de no poca importancia, ya que puede conducir a otras crisis adicionales e incluso la muerte.

Una experiencia muy común de la gente que siente la llamada en nuestra sociedad es un insoportable sentido de urgencia por la ' iluminación ' o de efectuar cambios el mundo acordes con las visiones que emergen. Esto puede conducir a las personas a hacerse ' adictos ' a los caminos espirituales, en donde la energía que anteriormente pudo haber sido canalizada por medio de trabajo o relaciones es ahora invertida en prácticas espirituales y en sumergirse en sistemas ' espirituales ' de creencias. El individuo con su "nuevo despertar" puede ser (inintencionadamente) tan aburrido y cansador como cualquier persona que se haya asido de un sistema mesiánico de creencia, sea éste política, religión, o espiritualidad. Es a menudo difícil, en esta etapa del ciclo, entender la reacción de la familia, amigos y otros que no pueden comprender la nueva dirección o cambios en la forma de vida que uno a encontrado. A menudo, algunos de los cultos más dudosos se aprovechan de esta etapa convenciendo a los jóvenes convertidos que los "amigos verdaderos" etc, no los obstaculizarían en su decisión de emprender una nueva vida, y que por lo tanto cualquiera que no lo apruebe, no es un verdadero amigo. Hay una gran cantidad de cultos que son expertos en términos de convertir gente joven que están en un período de transición (por ejemplo cuando dejan el hogar por primera vez) quienes son atraídos a un sistema de creencias/valores que apacigüe sus incertidumbres del mundo.

Otros de los problemas experimentado a menudo por aquellos que sienten la llamada es un terrible sentido de aislamiento o enajenación - el resultado es el inevitable camino al borde de su cultura. Así el entusiasmo en la aventura se tiñe a menudo con pesar y pérdida de estabilidad o la participación inconsciente con el mundo anterior. Una vez que usted haya comenzado el proceso de liberación del mundo cotidiano, se va a hacer difícil no sentir cierta nostalgia por la vida anterior perdida en la cual todo era (aparentemente) seguro y estable, sin ambigüedades o incertidumbres. Una respuesta común al llamado, es el viaje a lo salvaje - un distanciamiento de los amigos y de la "estabilidad" que ofrece la realidad consensual. Para un proto-chamán es posible viajar físicamente a lo salvaje, lejos de la seguridad de la realidad tribal, y aunque esto es posible para algunos occidentales, para nosotros, los apremios de la vida moderna son la representación de "lo salvaje", éste vagar en la escoria se decreta en el plano de las ideas, de los valores y de la creencia, en donde miramos profundamente dentro y alrededor de nosotros mismos, cuestionando todo, quizás alejándonos de las relaciones sociales también. El alejamiento deliberado de nuestras amistades es una poderosa manera de desprenderse del sentido de haber fijado valores y creencia, además las técnicas de privación social son encontradas en un gran número de diferentes culturas mágicas.



ENFERMEDAD INICIATORIA

En culturas chamánicas, "El Llamado" está a menudo marcado por una "enfermedad iniciatoria", que puede sobrevenir al individuo repentinamente, o devenir lentamente sobre él como un cambio de comportamiento progresivo. Los observadores occidentales han etiquetado este estado como forma de "locura divina", o evidencia del psicopatología. En el pasado, los antropólogos y los psicólogos han catalogado a los chamánes como esquizofrénicos, psicópatas, o epilépticos. Más recientemente, los entusiastas occidentales del chamanismo (y la anti-psiquiatría) han invertido este proceso de etiquetado y han afirmado que la gente considerada como esquizofrénica, psicópata o epiléptica es proto-chamánica. Las tendencias actuales en el estudio del chamanismo reconocen ahora la posición anterior como etnocéntrica - o sea, los investigadores han juzgado al comportamiento chamánico con estándares occidentales. El inicio de la enfermedad iniciatoria en la cultura tribal se reconoce como un proceso de difícil desarrollo, pero potencialmente útil. Parte del problema aquí es que la filosofía occidental ha desarrollado la idea de "conciencia ordinaria", de la cual cualquier cosa más allá de esta gama es patológica, sea chamánico, místico, o inducido por drogas. Afortunadamente para nosotros, esta visión estrecha se está minando rápidamente. Los individuos que experimentan la enfermedad iniciatoria parecen a veces sufrir de ataques y de comportamiento ' extraños ', pero hay un reconocimiento general en aumento de que es un error atribuir forzosamente etiquetas psiquiátricas occidentales a tales comportamientos (para poder explicarlas mejor). Puede ser que los chamanes tengan que pasar por un período de "reajuste", pero la investigación demuestra que ellos tienden a convertirse en la gente más sana de sus tribus, funcionando muy bien como líderes y curadores. Estos estados transitorios que demuestran características similares a la enfermedad iniciatoria se han identificado en otras culturas místicas y en otras prácticas mágicas, tanto así que los investigadores occidentales están comenzando a estudiarlas, pues las prácticas de otras culturas están ganando renombre en occidente. Esperanzadamente alguien descubrirá que las crisis iniciatorias deben ser vistas como parte de las técnicas contemporáneas de la cosecha propia de lo sagrado.

En sociedades occidentalizadas sin embargo, no se está haciendo fácil juzgar quién está experimentando una enfermedad iniciatoria, puesto que mucha gente puede ahora comprar sus visiones ocultistas y espirituales de la creciente New Age, la decadencia de fin de ciclo y de los mercados ocultos diseñados a medida. La información y los sistemas de comunicación han erosionado las estructuras que demarcaron una vez las paredes de la realidad consensual y nuestras opciones sobre cómo nos mostramos son más amplias. Por esta razón a llegado a ser importante evaluar a los ocultistas para descubrir si la imagen que muestran es verdadera, o comprada en el bazar de la New Age.



LA NOCHE OSCURA DEL ALMA

San Juan de la Cruz, místico cristiano, escribió esta experiencia como "(la llamada)... pone los apetitos espirituales sensoriales a dormir, los amortigua, y los priva de la capacidad de encontrar placer en alguna cosa. Ata la imaginación, y le impide hacer cualquier buen trabajo complejo. Hace que la memoria cese, el intelecto llega a hacerse oscuro e incapaz de entender cualquier cosa, y por lo tanto hace la voluntad árida y limitada, y a todas las facultades vacías e inútiles. Y encima de todo esto hay una nube densa y pesada, que aflige el alma, y la mantiene retirada de Dios ".

Cuando uno entra a la ' noche oscura ' uno es asaltado por una sensación de sequía y depresión espiritual. La idea, expresada en algunos registros, de que tales experiencias deben ser evitadas en favor de una vida pacífica, demuestran la superficialidad de la vida contemporánea. La noche oscura es una manera de traer el alma a la calma, de modo que una transformación psíquica profunda pueda ocurrir. En la tradición esotérica occidental, esta experiencia se refleja en la carta del Tarot llamada ' La Luna ' y es el ' bache ' en el desarrollo espiritual de un individuo donde cualquier ventaja que se haya sacado anteriormente de la meditación, visualizaciones o de otras disciplinas parece cesar, y hay un impulso de abandonar tales prácticas y de volver a la vida ' diaria '. Esta clase de ' bache u obstáculo ' que se debe pasar se puede discernir en diversas áreas de la experiencia, y es vivido a menudo por los estudiantes en cursos de grados y cualquiera que está experimentando un nuevo proceso de aprendizaje que implique marcados cambios de vida también. A este respecto, es importante recordar la observación del duque de Ramsay en "Thundersqueak", que mucho de nuestro trabajo mágico futuro se encuentra latente durante los períodos de depresión o la "Noche Oscura."



MACRO Y MICRO-INICIACIONES

A beneficio de este ensayo haremos una distinción entre dos clases de experiencia iniciatoria- la macroscópica y la microscópica. Las iniciaciones macroscópicas son caracterizadas por la serie de importantes cambios en la vida discutido mas arriba. La clave para entender estos estados es el sentimiento de que ' orbitan sobre nosotros, más bien que ser un acto intencional de nuestra voluntad. Muy a menudo, se relacionan con diferentes clases de traumas en nuestra vida - buenos ejemplos que son la ruptura de una relación a largo plazo, el ' desplome irreparable ' de un negocio, o relacionado a la posibilidad que uno a desarrollado una enfermedad terminal. Estas experiencias son globales, es decir, ellas nos afectan en el mismísimo centro de nuestro ser, y tienden a enviar ondas expansivas en cada aspecto de nuestras vidas.

Las iniciaciones microscópicas son más específicas en su acción, y podemos ilustrar esta experiencia de un modo excelente con una anécdota que vivió Kalki recientemente: " Odio los cómputos. Realmente - las cifras es algo que intento evitar con toda mi alma, hasta el punto de que, durante mi época escolar, los días que tenía un doble período de matemáticas eran mis favoritos para estar ' enfermo '. ¡Mi trabajo actual sin embargo, requiere mucho de cómputo, y bastante de contabilidad! ¡Algunos días antes de escribir este ensayo, estaba sentado malhumorado en la computadora, cuando repentinamente me surgió el pensamiento de querer hacer un curso de contabilidad! ¡El hecho de que este pensamiento estaba en desacuerdo con mi patrón bien-consolidado de la evasión a tales cosas no me sobrevino sino unas horas más tarde - !! Repentinamente estoy interesado en hacer algo que he detestado toda mi vida!

Pensándolo bien, la dinámica de este acontecimiento es fácil de examinar - mi nuevo trabajo requiere una buena cantidad de contabilidad. Ya que tengo interés en hacer mi trabajo eficazmente, debo superar mi ' evasión ' que me ha impedido trabajar con cifras. Sin embargo, el hecho de acercarse a la contabilidad con seriedad será mucha más fácil si estoy realmente interesado en la tarea, que hacerlo por obligación.

Este interés recién descubierto podría compararse a una llama pequeña - simbolizada por el As de bastos en el Tarot. Si (por inercia o miedo - de lo cuál hablaremos más más tarde) no persigo el deseo de acercarme a mi perfeccionamiento en las cuentas, éste probablemente se consumirá, y asi la oportunidad de auto-modificación se perderá. Asi como con la Iniciación Macroscópica, he llegado a un umbral de cambio - un cruce de caminos ".

El reconocer de que uno está repentinamente de pie ante una encrucijada es la clave para todas las iniciaciones, sea ellas Macro, o Microscópicas. Una vez que usted ha reconocido que usted está en tal punto de su vida, una fórmula simple puede ser inmensamente útil.


DETERMINE

Deténgase. Quédese dónde usted está, y evalúe su situación. Sepa que usted está de pie ante un cruce de caminos. Examine todas las posibilidades para la acción futura. Siempre habrá al menos tres caminos - posiblemente más. Si usted no puede ver más que uno, mire otra vez hasta que consiga ver otras opciones. ¿A qué futuros posibles podría decidir lanzarse? Use cualquier técnica para obtener información - listas de opciones, técnicas adivinatorias, oráculos del sueño, preguntándole a su Sagrado Ángel Guardián o deidad favorita. A menudo, simplemente sin hacer nada y siendo receptivo a los acontecimientos que se están desarrollando es suficientemente eficaz. Sea Vulnerarle a las fuerzas de Cambio.



PLANIFIQUE

Una vez que usted ha escogido un rumbo a seguir - Planee lo que es necesario hacer. ¿Qué recursos serán necesarios? Estos pueden ser materiales, mágicos, financieros, y quizá - la asistencia de otras personas - en términos de habilidades, soporte, y amistad. A menudo usted se encontrará con que mucho de lo que usted necesita está ya a mano. Esté preparado a llevar a cabo cosas.



PONGA EN PRACTICA

Y ahora la tarea más dura de todo - hágalo. A menudo, el miedo se impondrá a estas alturas. Esté preparado a discernir aquellas motivaciones para no llevar a cabo las cosas. El miedo en nuestra sociedad es un tabú. La inercia y la pereza algunas veces se convierten en la expresión exterior de miedos que en realidad uno no quiere reconocer. ¡Esté preparado a utilizar al mantra "Lleva a Cabo cosas!" Cada paso que uno da ofrece más impulso para lo siguiente. Cada barrera en la que se abrió brecha trae consigo un empujón de placer y libertad.



EVALÚE

Ésta es la etapa de asimilación - no simplemente el hecho de redactar su diario mágico, sino poder ver hacia atrás en su recorrido a través de la iniciación y ver cómo el proceso fue útil para usted y cómo usted se comprometió con él. ¿Hay alguna lección importante aquí? El término Tántrico para asimilación es Samarasa - haciendo el conocimiento carne. Asimilando experiencia dentro del Self, hasta que se haga carne, algo Natural en uno. Esto otra vez guarda relación con un proceso de tres etapas que uno aprende: No lo puedo hacer; Lo puedo hacer; Viene naturalmente.



DETECTANDO EL MIEDO

Como fue sugerido anteriormente, otra de las claves para comprender las experiencias iniciáticas es que traen con ellas diversos grados de Miedo. Esto es bastante palpable en relación con las Iniciaciones Macroscópicas , especialmente cuando el individuo no sabe lo que está pasando. Esto es también cierto cuando hemos invertido una gran cantidad de emociones y autoestima en alguna cosa que repentinamente se ven amenazadas o directamente se esfuman - abarcando esto desde patrones emocionales hasta aspectos importantes de la vida como una carrera, un compañero, etc. Especialmente si las circunstancias son tales que poco es lo que podemos hacer con respecto a lo que está ocurriendo. Además, el carácter de las iniciaciones Macroscópicas parece requerir que nuestro actual método de hacer frente a los problemas se totalmente inefectivo. Si nada parece funcionar lo mejor e no hacer nada. Pero con esto no queremos decir dejarnos caer en la inercia, sino sentarnos evaluar la situación y darnos una oportunidad para el cambio y adaptación.


El miedo es una gran gnosis corporal - tiende a reforzar cualquier patrón emocional o mental
para mantener el cambio a raya. Que a la vez tiende a quedar canalizado en una variada colección de mecanismos de defensa, que aunque no sean disfuncionales en sí mismos, pueden llegar a resultar inapropiados a nuestros propósitos de desarrollo.

El miedo es básicamente un estado excitativo - el reflejo de lucha/escape del sistema nervioso autónomo pateando el motor. En estudios psicológicos de víctimas de catástrofes, las reacciones de los adultos varían de acuerdo a la magnitud del desastre.

Estos pueden ampliamente ser divididos en cinco fases:

a) La Fase de Preimpacto: La reacción aquí es caracterizada por la poco actividad y el desarrollo de síntomas de ansiedad.

b) Fase de Advertencia: La reacción aquí es de hiperactividad.

c) El impacto: La reacción en este punto tiende a ser de desconcierto, confusión o histeria.

d) La Fase de Impacto o repliegue: La reacción tiende a ser un reacción emocional referente al pasado inmediato.

E) Caracterizado por la actividad reconstructiva combinada con elementos de cólera y resentimiento.

Si cualquier adepto hubiese sobrevivido a la destrucción de la Atlántida mítica, fue seguramente porque estaban en actividad durante la fase de Preimpacto y prudentemente se retiraron antes de que todos los demás se volvieran histéricos en la fase Preventiva.

La habilidad de hacer esto es una de las características de un sobreviviente. Tomado quizá como un ejemplo (extremo) , estas fases pueden ofrecer algunas lecciones útiles para afrontar ambas la macro y micro iniciaciones . De forma por demás de interesante los estudios sugieren que los niños demuestran una flexibilidad notable ante los desastres. Cuando las cosas salen mal, es usualmente como consecuencia de una reacción de histeria o psicopatología de los padres. Las personas de edad, en contraste, manejan las cosas, de una forma menos efectivas. Esto es debido al hecho que sufren un "alto sentido de deprivación". Es probable que si no mueren en la misma catástrofe, lo hagan dentro de los doce meses posteriores, debido a la angustia y los sentidos de separación y pérdida.

La lección principal, es permanecer consciente de qué está ocurriendo algo alrededor suyo, y no por eso congelarse. Como punto de vista práctico es por lo tanto importante obtener conocimiento de los mecanismos que yacen por debajo de nuestra percepción del peligro. Estos le pueden proveer algunas pistas para mantener alta la guardia.

Nuestros sentidos nos proveen de las señales a partir de las cuales determinamos los niveles de riesgo. Desafortunadamente, estas señales se han hecho más complejas por la forma en el cual pensamos, y otras presiones. La estimulación sensorial comienza a surgir mientras que nuestros asuntos personales van desapareciendo. Estos pueden estar clasificados como nuestro ambiente Conductista (el espacio que ocupamos en cualquier punto); El ambiente de percepción (la extensión de nuestros sentidos); El ambiente operacional (el espacio a través del que nos movemos), y el ambiente Geográfico dentro del que nos movemos. Los estudios señalan que los factores socio-económicos como la edad, ocupación, y educación tienen poco efecto en la exactitud de la percepción de riesgo en las personas. La experiencia y la exactitud de la percepción parecen estar asociadas. Pero la investigaciones muestran que muchas personas son reacias a sacar conclusiones lógicas de su propia experiencia, y por consiguiente tienden a subestimar el riesgo.

Si estamos familiarizados con los ciclos del proceso iniciático, y aplicamos la fórmula mencionada mas arriba, entonces podremos afrontar cualquier miedo que surja de forma efectiva. Al deconstruir el miedo, podemos reconfigurarlo (cuando es adecuado) en una agradable emoción, que puede usarse para alentar a la voluntad a cruzar fronteras en lugar de reforzar patrones de comportamiento que mantienen a la persona estancada




RELÁJESE ANTE EL MIEDO

Éste es un concepto muy viejo. Hay una idea tántrica que afirma que uno se puede volver lo suficientemente accesible para discernir las avenidas de posibilidades que cada momento de vida ofrece, experimentar el mundo con una actitud de' receptivo asombro '. Relacionado a esto está la idea de ' Conocer al Gurú '. Esto no significa el procurarse una cita con un místico hombre calvo escondido en alguna gruta, sino el obtener la seguridad de que cualquier acontecimiento de la vida puede ser el ' gurú ' - el maestro, algo que lo puede meter a uno de cabeza dentro de la Gnosis y la Iluminación. Hasta en el subcontinente indio deslumbrado por los gurús, hay una historia concerniente al legendario gurú del tantra Dattatreya, en la cual un príncipe buscando instrucción le pregunta a Dattatreya quién era su gurú. Para asombro del aspirante real, Dattetreya irreverentemente señala un número de objetos naturales como piedras, plantas y árboles.

Hay una idea similar narrada de forma resumida dentro de la imagen clásica del gran dios Pan. Un esbozo temprano de Pan lo muestra a arrojándose (con intento de violación) sobre un joven pastor. Esta imagen trae a la memoria la relación entre el miedo y el deseo, repulsión y erotismo. La obra "Polioketika" de Aeneas Tacitus, contiene varios informes donde califica a los efectos de Pánico-Terror como una condición repentina, e imprevisible. Philippe Borgeaud, en su libro," El Culto a Pan en Grecia Antigua" apunta a que Pan ' típicamente ataca un modelo de orden y lo desestabiliza. Uno de los temas subyacentes en los mitos clásicos de Pan es la posibilidad del trastorno mental creativo, de moverse de un estado a otro. Si este estado es uno de locura o de inspiración divina depende del lado del umbral desde el cual usted lo mira. La amenaza de Pan está siempre presente, y él puede abalanzarse sobre usted en cualquier momento, cualquier lugar - como lo explica William Burroughs: La comprensión repentina que todo está vivo y tiene significado. (Dead City Radio). La palabra griega Pan quiere decir "todo", y esto sugiere que el Pánico es el momento cuando la grandeza de nuestra experiencia nos abruma.

La relajación ante el Miedo permite auto-modificación. Aquí, el Miedo no es una debilidad, pero una fuerza. Permitiéndose uno mismo ser Vulnerable ante las fuerzas de Cambio, en particular la posibilidad de sorpresas. A menudo, el principio de una experiencia de cruces de caminos nos echa dentro de una entropía mental, nos da un empujón, una sacudida de sensaciones corporales. Este es un buen momento para aquietar la mente y prestar atención a las sensaciones - desate las ataduras del pasado y aquiete el caos mental de ' y si quizás ' y los ' peros ' - cese de proyectar fantasías y sumérjase en la ola de sensaciones corporales. Transforme el miedo en asombro y prepárese para nuevas posibilidades. Transforme el miedo en combustible, y examine esos patrones que lo retuvieron en sus autoimpuestos límites . Esto puede convertirse en un proceso extático - el significado original de éxtasis es "fuera de la quietud", lo cual indica alguna tipo de agitación. Una vez más, una clave para este proceso es la habilidad de mantenerse ' suelto ' y relajado. Manteniéndose rígido le impide a uno la posibilidad de vivir nuevas experiencias.



RELAJÁNDOSE

Entonces ¿Que podemos hacer con la rigidez? Aquí regresamos a las técnicas pragmáticas:

Bioenergética, Vivation, Programación Neurolingüística , ejercicios Deconstructivos; Rituales y cualquier técnica mágica dirigida a efectuar cambios para alcanzar los umbrales de la Realidad. ¿Son éstos ejercicios preparatorios para abrir la posibilidad de la Iniciación? Sí, y también - cuando hayamos llegado al punto de Cruces de Caminos cuando hayamos entrado a la "Capilla Peligrosa" podemos usar técnicas "selectivas" - como pasos a dar a lo largo del camino: Para mantener las puertas abiertas, para proyectar metas; Para planear nuestros pasos y asimilarlos.

Ahora, vamos a prestarle atención a la palabra ' selectivas ' - una vez mas, depende mucho del uso apropiado de técnicas bien definidas. Las técnicas tomadas prestadas de PLN, Vivation o Bioenergética pueden ser útiles durante los períodos iniciáticas, pero es importante recordar que no están diseñadas para seguir o ser usadas dentro de un programa de entrenamiento mágico. Lo mismo que con las técnicas ortodoxas mágicas las cuales deberían ser cuidadosamente seleccionadas. Usted podría levantarse luego de leer este artículo, ir al otro cuarto y realizar un ritual ' iniciático ' basado en una secuencia mítica, pero los mitos son meras señales que sirve de guía - la interpretación de acontecimientos míticos no es necesariamente lo mismo que experimentar una prueba como una experiencia Auténtica. Las iniciaciones míticas sin embargo, pueden proveer un armazón conceptual para acercarse a dicha Experiencia - una comprensión de la dinámica de tal proceso - pero ellas no son lo mismo que vivir ese proceso. Así es que un acto ritual simbólico de desmembramiento bajo voluntad, no puede ser tan poderoso como el desmembramiento que es experimentado espontáneamente con una Crisis. Nuevamente, el reconocimiento que uno esta llegando a un punto significativo de crisis es posiblemente más útil que intentar obtenerlo a la fuerza. Si usted reconoce que está entrando a un cruce de caminos, entonces dispóngase a hacer trabajo mágico para aumentar al máximo el potencial de ese cruce de caminos.

Entonces, la experiencia de Cruce de Caminos Iniciática, ocurrirá, hasta cierto punto, fuera de nuestro control.

Pero.....qué hacer con esto cuando cae en nuestras manos? - esto se relaciona con el concepto Tántrico de Kundalini, el poder - serpiente que es el poder dinámico de la existencia. Abriéndose a la experiencia, y luego actuando apropiadamente desde esa perspectiva es más productivo que intentar forzarlo a ocurrir artificialmente.

Una actitud útil es la de la llamada Sahaja, o espontaneidad. Ésta es la habilidad de desligarse de rígidas directivas y actuar receptivamente ante cualquier situación que surja. Un punto fuerte de la Magia del Caos es que el practicante está raras veces ' encerrado dentro de un ' paradigma y por lo tanto limitado para la acción. Como algunos paradigmas mágicos son mejores que otros para ciertas tareas específicas, a un mago del Caos debería costarle menos esfuerzo encontrar propuestas y técnicas adecuadas para la ingeniería emocional y aumentar al máximo la cantidad de oportunidades ofrecidas por las experiencias iniciáticas.



EL CAOS DE COMPLEJIDAD

La crisis iniciática nos sirve para descubrir lo siguiente: que este mundo es frágil, y complejo. La realidad consensual del pensamiento occidental es una proyección muy simplista de conciencia lineal. Nos hacemos adictos de las mismas experiencias que vivimos una y otra vez, y como tal, a menudo tenemos dificultad en hacerle frente a la novedad o al cambio. Generamos modelos que tienden a dar explicaciones demasiado simplistas del mundo y luego confundimos el mapa con el territorio. Ian Malcolm, de Jurrasic Park de Michael Crichton dice las cosas asi de claras:

... la linealidad, la cuál hemos llegado a considerar como autentica en casi todo desde la física a la ficción, simplemente no existe. La linealidad es una forma artificial de mirar el mundo. La vida verdadera no es una serie de acontecimientos interconectados uno tras otro como un rosario. La vida es en hecho una serie de encuentros en la cuál un acontecimiento puede cambiar aquellos que le siguen en una forma totalmente imprevisible, o hasta devastadora.

Como consecuencia, las crisis a menudo provocan respuestas habituales en las personas. Hay una tendencia a realizar un conjunto de movimientos sin realmente observar la situación. Tales movimientos determinados son a menudo estrategias para hacerle frente, pero el problema es por supuesto, que las estrategias para ocuparse de un problema no son necesariamente apropiadas para un nuevo problema. Más bien, tienden a agravar la situación, causando estrés adicional. Los individuos que se encierran en respuestas habituales exhiben una respuesta de "adaptación" crónica al comienzo de una crisis. En la primera fase, están aparentemente calmos e inactivos ("nada me puede ocurrir). Cuando la crisis se hace pública, reaccionan con un ataque de hiperactividad (" puedo hacerle frente"), usualmente caracterizado por estrategias de defensa inadecuadas e impropias. Cuando finalmente la impotencia se vuelve ineludible, tienden a caer en una postura de"víctima" ("por qué yo"?) Por lo tanto el problema se convierte en el error del "otro", y asi se reprime la conexión entre la crisis y la propia actitud

Inversamente, la clave para la crisis iniciática es decirle "Sí" a lo que está ocurriendo. Más bien, uno le brinda atención a la experiencia y descubre qué es lo apropiado, y descarta aquello que es inapropiado. La sabiduría mágica popular dice que en cada iniciación, el mago debe entregar algo de sí mismo, hasta que no quede nada. Esto sin embargo, no implica un renunciamiento al mundo, ni una pérdida de efectividad dentro del mismo. El mago llega a reconocer que puede haber un abismo a la vuelta de cada esquina, y que del mismo modo que uno desciende rápidamente a las profundidades, mas tarde, existe también la posibilidad de remontarse más alto que nunca, aunque esto no es usualmente percibido durante la "noche oscura".

Deberíamos reconocer de que es a menudo difícil de reconocer el comienzo y final de una crisis iniciática. Tales experiencias pueden caer sobre nosotros rápida y repentinamente (o así parece), o pueden ocurrir progresivamente. Aunque sin embargo, los magos diestros tiende a distinguir los picos, valles y mesetas de sus ciclos iniciáticos, y pueden llegar a reconocer (por profecías, etc.) que una prueba ha venido a ellos, y asi dan los pasos necesarios para asegurarse de poder (si es lo apropiado) armarse como corresponde.


Magia y Física
por Dave Lee



La Magia del Caos emergió a finales de una era cuya Gran Historia fue la Ciencia y el Progreso. Sin embargo, la historia de la "extraña ciencia" de la Mecánica Cuántica ha abierto la puerta a fenómenos que previamente habrían sido rechazados. La Magia del Caos ha sido, desde su concepción, coloreada por este micro-Aeon de la ciencia postmoderna. ¿Cuánto usa el hechicero de esta ciencia?



La Interfaz Ciencia-Magia

En los pasados veinte años, místicos y magos con una inclinación teórica han sido atraídos incrementadamente por las ciencias físicas, buscando modelos de sus experiencias. El "Tao de la Física" de Fritjof Capra y "La Danza de los Maestros Wu Li" de Gary Zukav, comenzaron la bola rodante que desarrolla las implicaciones místicas del universo dependiente del observador; Robert Anton Wilson sugirió lo compatibles que son la física cuántica y la magia en sus "Papeles de los Illuminati". Más recientemente, Peter J. Carroll ha construido una teoría de la magia completamente basada en la cuántica, la Teoría de la Magia del Caos (en Liber Kaos ).

Los rasgos peculiares de la teoría cuántica son:

• La propiedad de onda de la materia y la energía : Cualquier objeto que obedece a la teoría cuántica (e.g. una partícula tal como un electrón) puede estar en más de un lugar a la vez. Su posición está "difuminada" dentro de una función de probabilidad , que nos dice la probabilidad de encontrarla en algún lugar dado, cuando medimos su posición.

• La propiedad de partícula de la energía y la materia: Cuando medimos la posición de un objeto cuántico, lo apuntalamos, como si estuviera en un estado propio de una partícula - i.e. previo a nuestra medida, el objeto no estaba realmente en un lugar en el espacio-tiempo ordinario; solamente tenía una onda probabilística natural; después de que nosotros medimos su posición, obtiene una posición real en el espacio-tiempo ordinario. Esto es llamado " colapsando la función de probabilidad " o " colapsando la función de onda ". Lo que ocurre es que nuestra observación causa sus propiedades a manifestar.

• El universo dependiente del observador : El hecho de que nuestra observación crea la manifestación particular de la realidad que estamos observando.

• El salto cuántico : Los objetos cuánticos tienen la propiedad de desaparecer de un lugar y reaparecer en otro sin cruzar la distancia entre ellos . Un electrón moviéndose desde una órbita en un átomo a otra, lo hace de esta forma.

• Indeterminación . El Principio de Incertidumbre de Heisenberg declara que no podemos medir con absoluta exactitud la posición y la velocidad de cualquier objeto cuántico a la misma vez. Mientras más exactamente medimos la posición de un electrón, menos exactamente podemos medir su velocidad . La posición y la velocidad son un par combinado de variables, como la energía y el tiempo.

• No-localidad : El colapso de la función de probabilidad causado por nuestra observación, implica que la dependencia del observador es no local en el espacio; esta no-localidad es sugerida por los experimentos de Alain Aspect, y la interpretación de ellos de John Bell. En estos experimentos se demostró que si dos fotones son disparados desde la misma fuente en direcciones opuestas, y polarizamos a uno de ellos, el otro se polariza también. De algún modo, permanecen conectados, incluso aunque estén viajando apartadamente a la velocidad de la luz.

Los rasgos de la teoría cuántica hacen sonar el toque de muerte del monolítico antiguo materialismo científico, que dependía fuertemente de la noción de un universo "objetivo" ahí fuera. El fenómeno de la dependencia del observador, hace que sea probablemente la consciencia del observador en sí misma, la que colapsa la función de onda. Esto hace que la magia sea una opción más probable que en el universo de maquinaria de reloj de Newton-Descartes, en el que la consciencia era un "fantasma en la máquina". La simpatía por la magia está en aumento por la no-localidad también: si los objetos que han estado en contacto con otros permanecen en contacto no-localmente, entonces tenemos un tipo de enlace mágico.

Pete Carroll hace uso de estos aspectos y otros en su Teoría de la Magia del Caos (TMC). Él también hace algunas predicciones basadas en lo cuántico sobre la realidad mágica. Por ejemplo, la TMC declara que la información sobre un evento u objeto, solamente continúa emitiéndose mientras que el evento u objeto sigue existiendo. No hay eco de un evento sobreviviendo en el futuro, ni Archivos Akásicos. Un rasgo más profundo de la emergente metafísica cuántica es que sus exponentes toman seriamente la peculiar cantidad llamada función de onda . Uno de los pioneros de la teoría cuántica, Erwin Schrodinger, aconsejaba una descripción cuántica de las ondas alrededor de un átomo - la ecuación de Schrodinger - que definía matemáticamente la función de onda. Esta cantidad es tornada dentro de la función de probabilidad elevándola al cuadrado. La función de probabilidad es la cantidad que nos capacita para calcular las posiciones probables de las órbitas del electrón alrededor de los átomos. Su raíz cuadrada, la función de onda, ha sido previamente considerada como no teniendo realidad física, incluso aunque es la base de la ecuación; la mayoría de los físicos y químicos están acostumbrados a considerarla como una mera conveniencia matemática con ninguna contrapartida física o metafísica. Más recientemente, Carroll y el físico Amit Goswami (en El Universo Autoconsciente ) han postulado que la función de onda tiene realidad. Goswami desarrolla una teoría de metafísica idealista en la cual la realidad subyacente es vista como una mente no-local que colapsa la onda. Él considera las ondas de probabilidad como potenciales , posibles estados de un sistema físico existiendo en un tipo de metafísico reino platónico. Él escribe:

"... el idealismo monista despega donde la interpretación de Copenhagen se convierte en poco definida; declara explícitamente que las ondas cuánticas son reales pero existen en un dominio transcendente que está más allá y en adición a la realidad material.

Yo propongo que el universo existe como potencia sin forma en una miríada de posibles bifurcaciones en el dominio transcendental y se vuelve manifiesto solamente cuando es observado por seres conscientes..."

Esto es claramente similar a la posición de Jung sobre la sincronicidad, fundamento familiar a la mayoría de magos:

"... Los fenómenos sincronísticos demuestran la ocurrencia simultánea de equivalencias significativas en procesos causalmente no relacionados; en otras palabras, prueban que un contenido percibido por un observador puede, a la misma vez, ser representado por un evento externo, sin ninguna conexión causal. De esto se sigue que o la psique no puede ser localizada en el tiempo, o que el espacio es relativo a la psique..."

Carroll desarrolla la noción de funciones de onda como realidades metafísicas-mágicas:

"... El paradigma de la TMC declara que las funciones de onda son realmente una descripción matemática de patrones etéricos, y que este éter puede ser considerado como una forma de intercambio de información entre eventos materiales... Las funciones de onda cuánticas no describen directamente la conducta real de los eventos clásicos. Ellas describen los efectos probabilísticos de los patrones de éter, que pueden ser considerados como un tipo de substancia sombra, bajo el progreso de los eventos materiales..." - Liber Kaos.

El dualismo espíritu-materia es rechazado tanto por Goswami como por Carroll. Carroll escribe:

"... ese caos desde el que la materia y el éter co-evolucionan. La materia y el éter son simplemente dos de las propiedades que el siempre misterioso efecto del universo exhibe a nuestra percepción- ibid."

Volviendo a Jung, encontramos la misma conclusión:

"no es solamente posible, sino que bastante probable, incluso, que la psique y la materia sean dos diferentes aspectos de una y la misma cosa..."

Hay parece ser, un consenso emergente de que las ideas basadas en el dualismo, así como en el monismo materialista, son desesperanzadoramente deficientes, y que la física cuántica necesita ser tomada seriamente, como una teoría que abraza las experiencias tanto de la materia como de la consciencia.



La Física de la Consciencia

Las teorías mágicas basadas en la cuántica, han propuesto extensamente todo lo relacionado al universo, no diciendo nada virtualmente sobre la física de la consciencia. La naturaleza física de los procesos que enlazan los eventos en la consciencia, con los eventos en el "mundo exterior" nunca ha sido precisamente identificada; el cisma ha permanecido desde el dualismo cartesiano, un enlace perdido, un abismo entre la consciencia y la materia. El observador/actor ha sido integrado dentro de las ecuaciones, pero como un desconocido, una caja negra, un factor secundario; ninguna de las corrientes teorías de la consciencia son del todo satisfactorias al considerar un enlace entre la magia y la física.

¿Cuánto adquirimos del macrocosmos cuántico al microcosmos de los procesos neuronales en nuestros cráneos? Sobre una mano tenemos un universo bien apropiado para la magia - la información está localizada en el espacio, haciendo que los actos básicos de adivinación y encantamiento sean posibles. Sobre la otra, tenemos un par de kilos de calientes, húmedos microcircuitos que la ciencia nos dice están limitados en sus efectos para el (parcial) control de unas pocas docenas de kilos de tejidos variados. Las dos mitades del proceso hacen juego, el sistema nervioso parece simplemente demasiado clásico en su física para hacer algo interesante a Nuestra Señora del Vacío Cuántico. Nuestra imagen física de la consciencia es aprehendida al nivel del software . La frase sugiere causalidad mecánica, una noción esencialmente del siglo 19. Esta imagen mecanicista viene fácilmente a la mente, cuando uno considera el modelo de la consciencia como un epifenómeno de eventos en los esquemas del cableado neuronal.

Este modelo de circuitos, este desenredado mapa del metro de los senderos eléctricos del cerebro, busca contener el fenómeno de la consciencia. El modelo de sistema de circuitos, es análogo a los sistemas de intercambio y recuperación de memoria en los ordenadores, pero no provee un cuadro convincente de lo que es eso que está haciendo la recuperación y tomando decisiones. Así que ¿qué criterio satisfaría una teoría mágica cuántica de la consciencia?

• La identidad, o al menos convincente similaridad de tipo, entre la física de la materia "aquí", en el cuerpo-mente, y la materia "ahí", en el universo que lo rodea.

• La credibilidad subjetiva, a la extensión de que la teoría colapse el dualismo mente/materia. Con tal de que la física deje agujeros de credibilidad que no satisfacen las dimensiones subjetivas de la consciencia, las teorías transcendentalistas los llenarán.

La teoría debería también generar nuevas perspectivas mágicas.



La Consciencia como un condensado Bose-Einstein

La teoría de la consciencia como un condensado Bose-Einstein fue originada por Dana Zohar en El Ser Cuántico . La teoría hace la conexión entre un generalizado tipo de estructura cuántica llamada fase condensada y las propiedades conocidas del tejido nervioso. Una fase condensada es un sistema dentro del cual todas las unidades están haciendo lo mismo a un mismo tiempo - el sistema ha logrado un alineamiento o fase de coherencia . Ejemplos de ello son el láser , dentro del cual todos los fotones están en fase, los materiales magnetizados , donde todo el dominio magnético está polarizado en la misma dirección, los superfluidos y los superconductores . Las propiedades especiales de todos estos sistemas son debidas a su fase condensada.

La búsqueda de un mecanismo de fase condensada en los sistemas vivientes como una base cuántica para la consciencia, ha descubierto el sistema bombeado Frohlich . Las moléculas vibrantes dipolares en las paredes celulares, emiten fotones "virtuales" de corto rango. Por encima de un cierto nivel de energía, Frohlich demostró que cualquier energía adicional bombeada dentro del sistema, causaba que todas estas moléculas similares vibraran al unísono. Entradas suplementarias de energía resultan en un suplementario aumento de la coherencia, hasta que todas las moléculas logran la mayor forma ordenada de fase condensada - un condensado Bose-Einstein .

El aspecto distintivo de un condensado Bose-Einstein es su extrema coherencia. Zohar dice: "... las muchas partes que van a hacer un sistema ordenado no sólo se comportan como una unidad, sino que se convierte en una unidad - sus identidades se combinan o solapan en tal forma que pierden su individualidad completamente..."

La autora de ese párrafo no está siendo excesivamente mística para el estándar de la mecánica cuántica; ella está describiendo la noción familiar de la indistinguibilidad de los estados de solapamiento de los electrones , con funciones de onda idénticas. Esto nos da un cuadro de fotones virtuales de corto rango en coherencia sobre enormes números de células nerviosas, resultando en un gran (macroscópico) volumen de tejidos nerviosos permeados con una oscilación unificada. Tenemos aquí la base de nuestro modelo de la consciencia: la consciencia es la experiencia subjetiva de este sistema coherente, de un considerable trozo de coherencia cuántica en el tejido nervioso. Hay una incrementada evidencia física para la coherencia cuántica en el cerebro: los investigadores de la meditación han estudiado ondas cerebrales en las diferentes áreas del cerebro, buscando la fase de coherencia. Las similaridades en las ondas cerebrales en diferentes partes del cráneo fueron encontradas, y este trabajo ha sido confirmado por otros investigadores. Lo que es más:

"...el grado de coherencia se ha encontrado que es directamente proporcional al grado de consciencia pura que el meditador declara - Goswami, informando del trabajo de Orme-Johnson y Hayes, 1981."

El paso de corrientes eléctricas dentro de los circuitos neuronales - el clásico cerebro-mente - no hay duda que está conectado con el fenómeno del almacenamiento y recuperación de la memoria, pero la experiencia de ser realmente consciente, con todas las propiedades no-locales cuánticas de la consciencia, es mediada por el cerebro a partir de una macroscópica coherencia cuántica, un condensado Bose-Einstein. Así el cerebro opera en un sistema a dos-bandas: la "mente cuántica" da un soporte físico a la experiencia mística, la experiencia de los más altos Circuitos neuronales, y a las experiencias de gnosis mágica; la "mente clásica" describe las experiencias de la memoria, la historia personal y por tanto la identidad personal.



Consecuencias de la Teoría

La teoría del condensado Bose-Einstein (CBE), realmente predice una similaridad entre la conducta de las ondas/partículas fundamentales del cerebro - porque las unas están enraizadas en las otras. La forma en que la consciencia humana trabaja físicamente, es una versión más compleja de la forma en que cosas como los fotones y electrones se comportan, cosas que nosotros no podemos generalmente considerar conscientes (a menos que hayamos estado llevando al extremo los sacramentos). Zohar sugiere que el proceso de toma de decisiones, realmente trabaja como el colapso de la función de onda dentro de un valor simple - un pensamiento particular o estado de la mente. Así la complementariedad onda/partícula de la física cuántica tiene analogías con los estados de consciencia. Podríamos decir que el estado de consciencia "como onda", es la condición anterior a que una decisión sea tomada, existiendo varias "realidades virtuales" o posibilidades alternativas en la mente. La mente tiene una apertura "como onda" a las posibilidades. Tomar la decisión colapsa todas estas realidades virtuales excepto una, y la mente se vuelve singular "como una partícula". Lo que es más, el logro de ese estado singular como partícula, se corresponde precisamente al observador que hace el colapso de la función de onda, cuando está haciendo una medición. La "mente clásica" es el medidor, el observador, en los experimentos físicos cuánticos.

Así que, ¿satisface el modelo CBE nuestro criterio?

1. Ello recupera la identidad en naturaleza entre la materia en nuestros cráneos y el fértil caos del macrocosmos cuántico. El CBE de la mente humana tiene la habilidad de colapsar las funciones de ondas de las realidades potenciales en el universo, porque esa es la forma en que opera en sí misma. Nuestra consciencia es vista como una propiedad del solapamiento de bosones. Los bosones son las partículas de conexión y coherencia entre fenómenos - fotones, gluones, gravitones y otras partículas más exóticas. Zohar sugiere que este solapamiento de bosones dentro de estados de mayor complejidad y coherencia, está en la raíz de la evolución que produjo nuestra consciencia. "Como es arriba, es abajo" es restablecido.

En términos de la experiencia subjetiva de la consciencia, la teoría es muy atractiva, debido al concepto de los pensamientos como patrones bastante grandes de ondas en un substrato aún mayor. Nunca me he sentido todo lo confortable con la idea de que los pensamientos son microscópicos impulsos eléctricos viajando por el "cableado" de neuronas y sinapsis. La consciencia simplemente no se siente como eso. Para adoptar un concepto estándar del yoga, la cuidadosa introspección ha revelado un sentido de la materia de la mente, chittam, el básico "campo" fundamental del que todo lo demás en el reino de la mente es formado. Esto implora ser identificado con la "mente cuántica". La experiencia de la mente cuántica comienza en el 5º Circuito, y alcanza su más completa extensión en el 8º.

En general, este modelo hace nuestros modelos mágicos trabajar mejor. Es más simple de comprender cómo la adivinación y el encantamiento pueden operar cuando nosotros consideramos la naturaleza cuántica de ambos, la mente y el resto del universo. Dos ejemplos de pensamiento mágico que usan de esta teoría son:



1. CONSCIENCIA SUPERPUESTA

¿Sería como si la consciencia humana pudiera literalmente superponerse físicamente? Quizá esto ocurre en el éxtasis sexual. Quizá también suceda en el trabajo mágico de grupo. Gosawami afirma que no hay mentes individuales cuánticas en cualquier caso - simplemente una, una consciencia unitaria, y esa individualidad es generada por la "mente clásica". La formación de una egrégora de grupo sería modelada como la consciencia de la mente cuántica dentro de un grupo, y una descarga dentro de la "clásica" consciencia dividida de ese proceso colectivo. Claramente, la clave a este evento sería la intensa simpatía de propósito, un grado de motivacional intimidad predicada sobre una fuerte confianza, suficiente para permitir el abandono extremo del ego en el clímax gnóstico. La resultante "función de onda egrégora" es formada en los límites de nuestro concepto del ego, donde el miedo a la disolución, el cual nos trajo de vuelta desde la intensidad, es en sí mismo añadido como combustible al fuego. Algo como esto es algunas veces notado en el trabajo ritual altamente exitoso.

Tal éxtasis debería corresponderse con un extraordinario estado gnóstico, incluso si todavía consideramos la gnosis desde el punto de vista del mago individual en el grupo. Una alternativa posiblemente es considerar la gnosis desde el punto de vista de la egrégora en sí misma: esa es la consciencia colectiva de la consciencia cuántica que está realmente haciendo la magia. Las consecuencias de tal paradigma de cambio son difíciles de evaluar en el presente, principalmente por nuestro pobre conocimiento de la naturaleza de la formación de la egrégora. La investigación dentro de los detalles cinéticos y cibernéticos de estos procesos, está todavía en su infancia.



2. LA FISICA DE LA EVOCACION

En la evocación, comenzamos la formación de servidores imaginando una subpersonalidad, un mero juego de mecanismos automáticos con una meta. La primera fase, de toma de decisiones sobre la función del servidor y su estructura, correspondería al colapso de todas las potenciales formas bajo consideración dentro de una singular idea en la mente clásica. La próxima fase - de exteriorización o lanzamiento del servidor - presenta interesantes desafíos a cualquier materialista teoría de la magia. Cibernéticamente hablando, un servidor es un paquete de información. Si aceptamos la TMC vemos que la información es local en el tiempo, y solamente persiste mientras algo físico la emite, esto nos deja con el problema de que un servidor siga actuando, debe ser enlazado a, o más bien emitido por, alguna base material, la cual podría incluir al cerebro humano. Tres modelos de lanzamiento de servidor son considerados aquí:

1. La base del servidor está localizada en el cerebro humano. Las instrucciones son encastradas en el cerebro, inconscientemente presentes hasta que las condiciones externas disparan al servidor a ejecutar su programa. Este es probablemente el más simple modelo para el servidor de tipo talismán o amuleto, el cual existe para proteger al portador, o tomar ventaja de oportunidades para realizar su función. Es posible que las instrucciones sean sólo emitidas cuando el hechicero mira a su talismán, o alternativamente, que una "rutina autorrepetitiva" de instrucciones se ejecute constante o intermitentemente en los recovecos subconscientes del cerebro del hechicero. En este modelo, un servidor de multipropósito sin una base externa física, correspondería a una fuente de poder con una flexible facilidad de programación localizada en el cerebro del mago. Tal servidor podría ser visto como un tipo de dócil elemental en los niveles internos, en un más reduccionista paradigma, como un tipo de artimaña de la mente que es realizada para dar al mago "carta blanca" para llegar a un nuevo servidor al aviso de un momento. Este es esencialmente un modelo de la "mente clásica", al límite del punto cuando el servidor ejecuta su programa. Entonces colapsa alguna función de onda en el mundo correspondiente al resultado deseado.

2. La base del servidor está en un fenómeno físico externo. Tal fenómeno sería requerido para procesar la energía independientemente en orden a mantenerse a sí mismo coherente. Tendría también que tener la propiedad de ser capaz de contener y llevar todas sus instrucciones sin el intermedio del CBE humano. La primera de estas condiciones indica que el lanzamiento consistiría en la generación de un localizado y coherente patrón de energía. La entidad en este paradigma sería vista como un tipo de automantenido sistema disipativo en el sentido que Ilya Prigogine lo describe. (Por algunas fascinantes especulaciones de este tipo de estructura, estoy en deuda con "Invocación del Caos" de Charles Brewster). Ejemplos en la vida diaria serían un anillo de humo, o un vórtice en tu bañera. Tales entidades consisten en sistemas que mantienen su coherencia sin sistemas caóticos más grandes, tomando energía y modelándola en conformidad con su patrón existente. La entidad vista como una estructura disipativa realmente absorbe energía y la libera de nuevo, de tal forma que sostiene su integridad cibernética.

3. No hay cosas tales como los servidores. En este modelo, reducimos toda la actividad "servidor" a la acción de varios hechizos residentes en la mente del mago. La teoría de la acción del servidor es idéntica a la de la acción del sigilo: la información para hacer tareas está localizada en y emitida desde, algún subconjunto del cableado neuronal del mago, "la mente clásica". El mago cree que el mismo hechizo puede ser disparado de nuevo sin la repetición del procedimiento de encantamiento. Es realizado simplemente teniendo unas palabras con la "entidad" relevante. De nuevo, la artimaña de la mente ha dado al mago permiso para creer en un atajo. Este es un modelo de "mente clásica" a la misma extensión como en (1).

Esta tercera teoría es destructora de la experiencia subjetiva de la evocación en los niveles de hechicería, magia ritual y chamanismo. En estos paradigmas, realmente hablas con la entidad, y la tratas como una consciencia independiente. El paradigma del servidor es de mucho más práctico uso para los magos, para colapsarlo brevemente dentro de otro paradigma el cual es en sí mismo sólo parcialmente comprendido. Este es un ejemplo del peligro del reduccionismo de falsear ideas mágicas útiles.

La teoría 2 es atractiva; la noción de que tal entidad podría realizar sus funciones sin que el hechicero humano realmente proyecte la información es interesante. Conforme a TMC, un sigilo trazado sobre una pieza de cuero, emitirá información sobre su forma y materiales solamente, no sobre su propósito. Su función, la información la requiere para hacer su trabajo, existe exclusivamente en y es emitida por el cerebro del hechicero. Para que el sistema disipativo se ajuste a nuestra teoría, toda la información requerida para el trabajo entre manos tendría que ser físicamente codificada en los patrones de energía del sistema en sí mismo. Tal entidad tendría probablemente que ser una parte más compleja que un anillo de humo para contener suficientes trozos de información para el hechizo promedio. Hay poca evidencia en el presente para la existencia física independiente, de sistemas disipativos suficientemente complejos para hacer hechizos automáticamente. Además, ¿podría tal entidad tener la habilidad de colapsar las funciones de onda en el mundo? Necesitaría tener una naturaleza del tipo mente cuántica, así como su estructura "clásica".

La primera teoría no sufre de ninguno de estos inconvenientes, pero no es necesariamente candidata a ser preferida sobre la Teoría 2, sólo por esa razón. Desarrollos adicionales en la física no dudarán en darnos más información sobre qué sistemas disipativos en magia pueden ser semejantes, y si serían capaces de acción del estilo de la mente cuántica.



CONCLUSIONES: HECHICERIA, METAFISICA Y CIENCIA

En nuestros mitos científicos corrientes, podemos confiadamente identificar la consciencia no local como:

1. La "mente cuántica" que colapsa las funciones de onda al hacer observaciones sobre ellas, dando preponderancia al universo "clásico" de ordinario sentido-percepción;

2. La "mente más grande" que realmente hace la magia posible, y es la fuente de efectos psíquicos tales como la telepatía;

3. La base física de toda gnosis, especialmente:

4. El éxtasis transpersonal del núcleo místico de la experiencia, en el cual la identificación con la "mente clásica" cesa.



Mientras la investigación progresa en esta área, veremos cómo de bien el modelo continua ajustándose. Pero también necesitamos considerar cuán útil son los modelos científicos para el mago en cualquier caso. La Magia del Caos ha tenido siempre en su esencia un profundo respeto por la excelencia técnica en la hechicería, y una profunda impaciencia con la metafísica. Cuando valoramos una creencia, el criterio es (o debería serlo): ¿Ayuda a que la magia funcione? La Hechicería debería ser absolutamente despiadada con la metafísica: lo que importa no es cómo de consistente la creencia es con el resto de las creencias de uno mismo, sino si uno puede creerla durante el tiempo necesario para hacer la hechicería. Por ejemplo, negar pseudociencias tales como la astrología no añade absolutamente nada a la hechicería, así que ¿por qué hacerlo? Recordando el viejo chiste a expensas de la física teórica: confrontado con un deslumbrante experimento, el teórico dice: En la práctica todo está muy bien, pero ¿cómo funcionaría en la teoría? Esta posición puede añadirse sólo a algún tipo de Gran Anécdota, en esta instancia, el aspecto religioso de la Ciencia. No somos asistidos en ninguna forma en nuestra magia, por el rechazo de modalidades de creencias no científicas, a menos que esta posición tenga una dirección de retorno a la Ciencia como una Religión , la Religión del 4º Aeon. En ese caso, tal creencia nos ayudará solamente si no podemos movernos fuera de un modelo simple de acercamiento, una limitación Modernista.

No hay por supuesto nada "erróneo" o reprensible en usar el Cientificismo como la total base metafísica para tu magia, pero tal acercamiento no es realmente vendible como Magia del Caos, a menos que admita que esta posición es una creencia autorrestrictiva puramente personal. En otras palabras, el mismo hecho de que haya magos exitosos por ahí usando todas las formas de exóticos o mentecatos sistemas de creencias, para hacer que sus brujerías funcionen bien, en sí mismo invalida tal universalismo espúreo. Creer en la magia solamente si es apoyada teóricamente por el presente estado de la física es aceptable, pero tiene la misma falta de validez universal para el paradigma de la Magia del Caos, que un mago rabínico pretendiendo que la Cábala es el único y sólo verdadero sistema de magia. ¿Están las creencias, éxtasis y esperanzas de todo el mundo cifradas, en las criptografías matemáticas de la física avanzada? Lo dudo, así como decir que a ellas se restringe el crecimiento y desarrollo de la corriente de la Magia del Caos. En cualquier caso, un cierre teórico totalmente ordenado es probablemente imposible, y casi ciertamente desaconsejable. Después de todo, la gran hechicería, como el gran sexo, es realmente desordenado.

Cada era tiene sus metáforas científico-ocultas. Tanto si hablamos de "vibraciones" del "éter", o indeterminación cuántica, lo que importa es el poder de la metáfora para facilitar la magia. Los magos son más efectivos cuando utilizan el paradigma que mejor trabaja para sus propias artimañas mentales. Los hechiceros con un fundamento científico probablemente obtendrán el "Efecto ¡Guau!" de tales especulaciones; a otros fallará el ¡Guau! y por lo tanto verán las intuiciones del modelo como sobrevaloradas. Eso es precisamente lo útil que es la teoría científica para nosotros, los hechiceros.


Pandaemonaeon
Información y Estructuras Sociales
por Tzimon Yliaster



El término Pandaemonaeon es una palabra que hace algún tiempo un gran número de Magos del Caos comenzó a usar . La misma parece haber sido forjada por Peter Carroll pero, al igual que el concepto de gnosis, ésta no es una idea nueva. La misma puede ser hallada a través de toda la filosofía india antigua como por ejemplo el Pralaya. Pandaemonaeon es, de hecho, el "fin del mundo" - al menos refiriendose a la conclusión de algo para nosotros reconocible como lo es una sociedad o civilización. ¡Abundan las especulaciones acerca de los detalles de cómo podría éste manifestarse, pero tales especulaciones son un poco tontas, ya que no existe nada concreto en el Pandaemonaeon!

El aspecto más importante supone la naturaleza de la información y su transferencia. Hoy en día, la velocidad a la cual la información puede ser transmitida desde su origen a su destino final es vinculada al tiempo, lo cual se manifiesta en este sentido como la velocidad de la luz. Ésta, sin embargo, es una restricción ilusoria. La información no es materia concreta, y por lo tanto no entra en el dominio de las "leyes universales de la física" que parecen gobernar el comportamiento del medio a través de la cual es transferida. Para simplificar esto, uno necesita sólo pensar en el teléfono. Mientras que puede parecer que la información es transmitida instantáneamente, en realidad éste no es este el caso. Hay una demora entre la señal de origen y la recepción de ésta por el destinatario. La información primero debe ser convertida en algo material y luego debe ser transportada a través de algún otro medio material. Al final, no es información lo que es manejado; Son electrones o fotones, los cuáles se convierten nuevamente en información cuando arriban a su objetivo. Pero la información misma no es el electrón o fotón (aunque éstos contienen y están compuestas de información). La información, como ahora la entendemos, no puede ser medida por sí misma. Es algo intangible para nosotros, algo que nunca puede experimentarse directamente.

Entonces ¿qué es la información? Es lo qué el antiguo chamán podría haber llamado mana. No es materia, ni es energía. A falta de una mejor descripción para tal idea, la mejor palabra a usar para llamarla de algún modo puede ser éter; quantos dispersos que se unen temporalmente para formar cualquier tipo de fenómeno. El éter no está sujeto a la velocidad de luz, ni al espacio, ni al tiempo. Es absolutamente capaz de estar en más de un lugar a la vez, o en absolutamente ninguna parte, o en una combinación de lo dos.

El Pandaemonaeon, entonces, está al nivel de la destrucción de todas las cosas en el éter, o información. Todo se convierte en aglomeración temporal modificable a voluntad, siendo la voluntad misma entendida como una aglomeración transitoria. Esto refleja exactamente el proceso por el cual cualquier acto de Magia del Caos es efectuado; Uno establece de antemano un set de parámetros a través de las diversas técnicas, pero las técnicas en sí mismas no son magick. La Magia a voluntad puede ser manifestada sólo cuando un estado de Gnosis es logrado. La Gnosis es la dispersión de la mente hacia al remanso eterico mediante el cese de todo proceso mental. Cualquier número de variables (quanta) es entonces intercambiado entre el mago y el campo infinito de potencialidades infinitesimales (Æthyr).


La forma que tomará la manifestación es determinada en gran parte por los parámetros dados a través de las técnicas utilizadas. En otras palabras, las técnicas actúan de una manera muy similar a la línea telefónica del ejemplo anterior. Sin embargo, cuándo el Pandaemonaeon ha sido invocado, estos pasos intermedios ya no son necesarios. La voluntad directamente manipula el éter en configuraciones diversas, y nada existe más que aquello que ha sido de ésta manera configurado. La información es transmitida, procesada y modelada fuera de los limites de cualquier concepto de tiempo, y de ésta manera de forma instantánea.

Entonces, ¿Qué efecto tiene esto en las estructuras sociales de la humanidad? Primero que nada debe tenerse en cuenta que cualquier estructura social no es otra cosa que el producto de procesos mentales. Estos pueden cambiarse al antojo de aquellos que participan en una estructura dada. Mas aún, las estructuras sociales de cualquier tipo son intentos de controlar la transmisión y manifestación de la información y el éter. Es siempre a través del punto de vista de su estructura social que el hombre forma la realidad consensual. Pandaemonaeon, entonces, es implícitamente el colapso de todas las estructuras sociales, en donde ya no puede existir ningún medio a través del cual la información es transmitida. En otras palabras, todo el éter es accesible instantáneamente en cada punto en cantidad infinita. Los límites de las construcciones sociales, y por cierto la mente individual, se inflan hasta explotar. Cada sujeto y cada objeto están unidos; La individualidad y el grupo, el pasado, el presente y el futuro todos juntos sufren un colapso de una singularidad infinita, ilimitada y en un constante estado de flujo. Toda separación de conceptos deja de existir junto con todo concepto de separación. Spare llama esto un estado de ni esto, ni aquello; E.E. Rehmus le llama una implosión del escatón; El misticismo lo proclama como la unidad con la divinidad. De hecho todos estos términos son solo un solo y el mismo concepto.

Así que esta debe ser la meta del todo Mago del Caos, remover cada barrera que obstaculize la transmisión de información. Las jerarquías son para ser destruídas no sólo por el bien que esto representa, sino para acelerar la llegada del Pandaemonaeon vía la destrucción de tales obstáculos. Toda organización, cualesquiera sean sus metas, es una fuerza Pandaemonaeonica si trata de controlar el flujo de cualquier tipo de información. Los Gobiernos, redes de comunicaciones, instituciones religiosas y sociedades secretas entran todos en esta categoría. El verdadero Mago del Caos no tratará de ocultar la información de las técnicas de la magia, ni formar sociedades secretas como la de los Illuminati que crean oligarquías y burocracias que son igual de restrictivas como las que abrigan un deseo de aniquiliación. En lugar de eso, cualesquier información debe ser diseminada lo más rápida y ampliamente posible.; Esto no sólo acelera el Pandaemonaeon en forma directa para la transmisión de todo tipo de información, sino que también garantiza que otros puedan encontrar y usar las técnicas necesarias para realizar la Gran Obra por ellos mismos. Cualquier cosa que entorpezca la invocación del Pandaemonaeon no puede ser llamada Magia del Caos.