sábado, 21 de junio de 2008

MAGIA DEL CAOS II: TEXTOS DE PHIL HINE




Phil Hine:
¿Por qué Magia del Caos?


Como nuestro mundo evoluciona, también evoluciona la magia. La Magia del Caos comenzó a esbozarse a finales de los años 70, época en que surge, entre otras corrientes, el movimiento rock-punk, atemorizando el status quo. Vemos ahora la teoría del caos moviéndose en los obscuros sectores de la matemática hasta ser aceptada como una nueva ciencia. Fractales generados por ordenadores se convierten en blanco de la moda y mandalas, objetos de deseo para la nueva generación. El Caos está de moda. Sin embargo, no rechazamos la cultura moderna, nosotros la aprovechamos.

A través de la historia, la forma por la cual la magia es descrita y entendida también se transforma.Desde el inicio, con el proto-chamanismo, hasta el gran renacimiento mágico, a finales del siglo XX, la Magia del Caos establece y prepara su entrada para el próximo siglo.

Ha habido revoluciones en la ciencia, literatura y arte. La Magia del Caos es la primera revolución en el campo de la magia. Filosofías mágicas antiguas han sido enraizadas en conexión con el pasado, tanto ancestral como históricamente (romanticismo mágico). Aunque muchos de los pilares de la Magia del Caos estén basados en la "magia clásica", ésta se concentra en crear cambios en vez de continuidad, como una constante universal o única.

Nosotros vivimos en un mundo que cambia rápidamente, las aplicaciones del alta tecnología y la saturación de nuestro medio nos permiten mezclar estilos de infinitas maneras, donde elementos del pasado, presente y posiblemente del futuro marcan presencia en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, desde las ropas que vestimos hasta las creencias que adoptamos.

Mientras otros sistemas mágicos prometen estabilidad, un tiempo fijo, un universo ordenado y todo cerrado, la Magia del Caos se modifica con la fusión y la fluidez de la vida moderna. Entonces ¿Cómo se diferencia la Magia del Caos de otros sistemas en nuestro mundo contemporáneo? En primer lugar, la Magia del Caos es un paradigma en vez de un sistema en ella misma. Ella es una aproximación o una visión general, donde cada uno, individualmente, crea su propio psicocosmos mágico. En vez de seguir un camino pre-establecido, la Magia del Caos traza y sigue su propio camino, buscando lo que es mejor para ella. Los magos caóticos tienen, desde el principio, la opción de ser todo lo eclécticos que deseen, seleccionando condiciones y técnicas de cualquier sistema mágico que crean ser útil, sean del pasado, presente o futuro, de la literatura, arte, ciencia, seudo-ciencia, tecnología o fantasía.

El impacto revolucionario de la Magia del Caos es dar énfasis a la experiencia propia. Lo que interesa es la experiencia vivida en lugar de asimilar creencias, secretos o listas de correspondencias. No existen profesores. En el Caos no hay profesores, libros sagrados o tradiciones que dicten creencias y comportamientos. Los magos del Caos son libres para actuar primero, escojan su cuestiones y después sus respuestas. Este es el mago del Caos. En vez de gurú o profesor, él es responsable por el desarrollo, experiencia, creatividad y resultado de sus acciones.

La magia ha sido un camino o una forma de crear paradigmas, lo que Austin Spare llamó de caos normal.

Como la realidad se hizo más compleja, parece que las realidades internas se tornaron increíblemente abstractas y relativamente simples. El mundo de un Chamán tribal es el reflejo de su mundo diario, en contrapunto al mundo interior de visiones cabalistas del siglo XX.

La visión general de la Magia del Caos es que cualquier paradigma que hayamos creado es mejor que sea tomado como temporario, que sea una herramienta y no un conjunto de limitaciones que puede rápidamente hacerse un dogma estancado. Entonces, el mago caótico debe escoger y adaptar el complejo sistema cabalista como un parámetro temporal, exactamente como debería, pasado un tiempo, se vacía de sus creencias personales que han gobernado todos los aspectos de su comportamiento y actitud.

Nada es verdadero, todo es permitido, es uno de los pocos eslogans del Caos. No entendemos porqué algunos ocultistas reaccionan al Caos con una orde de militantes anarquistas.

Como ya estamos en el siglo 21, un número de conceptos que, hasta recientemente parecían estables y entendidos, han sido cuestionados.
Uno de los conceptos frecuentemente pronunciados sobre la Magia del Caos es la falta de base ética. La mayoría de las órdenes y sistemas ocultos postula claramente el la base de su ética, y eso no quiere decir que el practicante necesite cumplirla. El paradigma del Caos rechaza la necesidad de esta actitud y, en vez de eso, postula que la moralidad crezca personal e individualmente dentro de cada individuo y asi defina y aplique sus propios principios éticos, en contrapunto a su imposición. Habiendo dicho eso, la Magia del Caos se declara , en general, a favor de la vida y la libertad de expresión.

La magia tiende a ser tratada por separado o como un anexo de nuestra existencia del día a día. La Magia del Caos, por el contrario, sostiene que los trabajos mágicos funcionan mejor cuando son adaptados a la situaciones de nuestra vida. El ajuste del Caos es hacerse más flexible y adaptado al mundo en que vivimos, para abrir un vasto ángulo en vez de una única visión direccional del universo y abrir nuevas alternativas para encontrar la posición y perspectiva para actuar y obrar decisivamente. La magia se convierte en no solamente nuestras prácticas, pero en nuestra forma de vida. La magia se estanca cuando se la encierra en un conjunto de formulaciones y procedimientos. Mirar más allá de lo que conocemos como magia, es ir hacia ella.


Phil Hine : Sobre magia, caos, y retiros místicos" extractos de "Caos Condensado"


¿Qué es la Magia?
Vivimos en un mundo sujeto a extensivos sistemas de control social y personal que nos alimentan contínuamente de la mentira de que cada uno de nosotros se encuentra sólo, sin ayuda, y sin poder alguno para llevar a cabo cambios. La magia trata sobre el Cambio; el de tus circunstancias de modo que luches por vivir de acuerdo con el desarrollo de un sentido de la responsabilidad personal; que puedas realizar cambios alrededor de tí si así lo decides; que no somos ruedas dentadas impotentes en un universo con estructura de reloj. Todos los actos de liberación personal y colectiva son actos mágicos. La Magia nos lleva al regocijo y al éxtasis; al entendimiento y la intuición interior; al cambio de nosotros mismos y del mundo en que participamos. A través de la magia exploramos las posibilidades de la libertad.

La magia se describe habitualmente en términos de ser un camino, una búsqueda espiritual, un viaje de autodescubrimiento, una aventura. Cualesquiera sean los ropajes con que queramos vestirlo hay algo claro; es un medio de Cambio. Para que este cambio sea efectivo, es importante que sitúes los efectos de tu trabajo mágico en un contexto - ser capaz de darles sentido e integrarlos en una interacción dinámica con universo fluido, en movimiento.

Esto necesita un sentido (aunque tenue) concerniente a donde has estado, y hacia donde "vas". A veces estos puntos de anclaje parecerán sólidos. Otras, efímeros y débiles. Iniciación es el término que en ocasiones se utiliza para examinar este proceso de integración, e "iluminación" [como avance conceptual] es la denominación uno de sus subproductos más importantes.


La Iniciación como proceso

Parece haber cierta mala interpretación acerca de qué significa exáctamente el término "iniciación". Ocasionalmente uno se encuentra con gente que se considera "iniciada" y que parecen considerarse a sí mismos "por encima" del resto de la humanidad. Particularmente irritantes resultan los "iniciados" dedicados a dejar caer pedazos oscuros de información y se niegan a explicar nada más allá, debido a que su audiencia no consta de "iniciados". El término en sí mismo parece surgir en una ámplia variedad de contextos - la gente habla de ser "iniciado" en grupos, en un camino particular, o de iniciarse a sí mismos. Algunos sostienen que la "iniciación" sólo es válida si la persona que la proporciona es parte de una tradición genuina, otros que no importa que así sea. Las definiciones de diccionario aluden al acto de comenzar, de poner en moviento, o de entrada en algo. Una forma de explicar la iniciación es decir que es un umbral de cacambio que podemos experimentar en distintas etapas de nuestras vidas, según crecemos y nos desarrollamos. La llave para la iniciación es reconocer que hemos llegado a tal punto de inflexión, y que somos conscientes de que nos encontramos en un periodo de transición entre nuestro pasado y nuestro futuro. La percepción consciente de entrar en un estado de transición quizá nos permita descartar patrones de conducta y emocionales que ya no serán válidos para las "nuevas" circunstancias, y tomar conscientemente otros nuevos.

Algo en lo que los libros sobre magia fallan habitualmente a la hora de poner el énfasis, es en considerar que la iniciación es un proceso. No sólo sucede una vez, sino que puede ocurrir muchas veces a lo largo de la vida de un individuo, y tiene picos (crisis de iniciación), depresiones (negra depresión o "noche oscura del alma") y mesetas (donde no parece que estén pasando muchas cosas). Hacerte consciente de tus propios ciclos de cambio y cómo capearlos, es una parte central de cualquier proceso de desarrollo o aproximación a la práctica mágica. Los elementos clave o etapas del proceso de iniciación han sido analizados de forma extensiva por antropólogos como Joseph Campbell. Mientras que en su mayor parte se usan para describir etapas en la iniciación chamánica, son igualmente aplicables a otras áreas de la experiencia vital.


Crisis y llamada

En las sociedades chamánicas, la primera etapa del proceso de iniciación se marca habitualmente por un periodo de crisis personales y una "llamada" para comenzar el viaje chamánico. La mayor parte de nosotros parecen encontrarse suficientemente felices dentro de las fronteras conceptuales y filosóficas de la Realidad Consensuada (el mundo de cada día). Para un individuo que comienza su viaje de iniciación, la crisis puede venir como una poderosa visión, sueños, o un profundo (y a menudo molesto) sentimiento de necesitar encontrar qué hay más allá de los límites de la vida normal. Puede venir como resultado de una fuerte experiencia espiritual, religiosa o política, o como un creciente descontento existencial con la vida. Nuestro sentido de ser un yo estable es reforzado por las "paredes" del mundo social en el que participamos -- aunque nuestro sentido de individualidad reside en las grietas de esas mismas paredes. La iniciación es el proceso que nos lleva "a través de la pared" hacia territorios inexplorados de las posibilidades que tan sólo hemos vislumbrado. Esta primera crisis es a menudo una experiencia desagradable, pues empezamos a cuestionar y a quedar insatisfechos con todo aquello en lo que antes participábamos con gusto -trabajo, relaciones, valores éticos, vida familiar; pueden resultar desbaratados cuando el individuo se halla cada vez más consumido por el deseo de "viajar".

Las llamadas internas pueden ser resistidas o anuladas conscientemente, y se da en sociedades tribales el rechazo de "la llamada" para el entrenamiento chamánico -- lo cual no es una cosa pequeña, pues puede llevar a crisis de carácter más grave. Una experiencia muy común entre la gente que siente la llamada en nuestra sociedad es una fuerte sensación de la urgencia de, o bien "iluminarse", o bien cambiar el mundo de acuerdo con emergentes puntos de vista propios. Esto puede llevar a una "adicción" a los caminos espirituales, donde la energía que antes habría sido canalizada hacia el trabajo o relaciones se dirige hacia prácticas espirituales y la inmersión en sistemas de creencias de tipo espiritual.

El individuo "recién despertado" puede ser (inintencionadamente) tan aburrido y agotador como cualquiera que se haya acercado a un sistema mesiánico de creencias, ya sea respecto a política, religión, o espiritualidad. A menudo es difícil, en esta etapa del ciclo, entender la reacción de la familia, amigos y otros que no entiendan la nueva dirección tomada o los cambios en estilo de vida. A menudo, algunos cultos religiosos bastante dudosos se aprovechan de esta etapa convenciendo a sus jóvenes conversos de que los "verdaderos amigos", etcétera, no les obstaculizarían en su nueva vida, y que cualquiera que no lo apruebe, no es un "verdadero amigo".

Hay una ámplia variedad de cultos a los que se les da bastante bien enganchar a gente jóven en periodos de transición (como independizarse por primera vez), a los que atraen hacia un sistema de creencias/valores que calma su falta de certeza sobre el mundo. Otro de los problemas experimentados a menudo por aquellos que sienten la llamada a viajar es la terrible sensación de soledad o alienación de sus semejantes -- el resultado inevitable de moverse al borde de la propia cultura. Así, la excitación ante la aventura está a menudo enfrentada a remordimientos y pérdida de estabilidad, de esa participación inconsciente con el antiguo mundo personal. Una vez has comenzado el proceso de desenredo respecto al mundo del día a día, es difícil no sentir cierta nostalgia de aquella anterior vida perdida en la que todo parecía ser claro y estable, sin ambigüedades ni falta de certeza.

Una respuesta común a la llamada chamánica es el viaje al desierto -- de alejarse de los seres cercanos y de la estabilidad de la realidad consensuada. Un proto-chamán probablemente viajará físicamente al desierto, lejos de la seguridad de la realidad tribal, y aunque esto es posible para algunos occidentales, los límites de la forma moderna en que se organiza la vida habitualmente significa que para nosotros, este vagar por los yermos se lleva a cabo en el plano de las ideas, valores y creencias, donde miramos profundamente hacia dentro y arededor de nosotros cuestionándolo todo, quizá también también con ello retirándonos de muchas formas de relación social. El aislamiento deliberado respecto a nuestros semejantes es una forma poderosa de debilitar el sentido de tener valores y creencias fijos, y los mecanismos de deprivación social se llevan a cabo en una ámplia variedad de culturas mágicas.


La náusea iniciatoria

En las culturas chamánicas, la llamada al viaje es anunciada habitualmente por una "náusea iniciatoria", que puede llegar de pronto al individuo o trepar lentamente sobre ellos como un cambio de conducta progresivo. Observadores occidentales han etiquetado este estado como una forma de "locura divina" o evidencia de psicopatología. En el pasado, antropólogos y psicólogos han etiquetado a los chamanes como esquizofrénicos, psicóticos o epilépticos. Más recientemente, entusiastas occidentales del chamanismo (y la antipsiquiatría) han dado la vuelta a este proceso de etiquetado y asegurado que gente como los esquizofrénicos, psicóticos o epilépticos, serían proto-chamanes. Las tendencias actuales en el estudio del chamanismo reconocen que la anterior posición es etnocéntrica -- que los investigadores han estado juzgando la conducta chamánica a través de standards occidentales. El comienzo de la náusea iniciatoria en las culturas tribales se reconoce como un proceso de desarrollo difícil, pero potencialmente útil. Parte del problema aquí es que la filosofía occidental ha desarrollado la idea de "consciencia ordinaria", más allá de cuyo rango todo es patológico; sea chamánico, místico, o inducido por drogas. Afortunadamente para nosotros, esta estrechez de miras va siendo socavada.

Quienes están bajo esta náusea iniciatoria a veces parecen sufrir de "extraños" accesos y conductas, pero aumenta el reconocimiento de que es un error adjudicar a estos sucesos etiquetas psiquiátricas occidentales (para poder explicarlos y olvidarse de ellos). Los chamanes tendrán que atravesar un periodo de reajuste, pero las investigaciones muestran como tienden a convertirse en las personas más sanas de sus tribus, funcionando muy bien como líderes y sanadores.

Los estados de transición que muestran características similares a la náusea iniciatoria han sido identificadas en prácticas místicas y mágicas de otras culturas, que los investigadores occidentales están empezando a estudiar, a medida que las prácticas de otras culturas ganan popularidad en el oeste.


La noche oscura del alma

San Juan de la Cruz, místico cristiano, escribió sobre esta experiencia:

"Pone los apetitos sensoriales espirituales a dormir, los amortece, y los depriva de la habilidad de encontrar placer en las cosas. Ata la imaginación, e impide que lleve a cabo cualquoer buen trabajo discursivo. Hace que la memoria cese, que el intelecto se oscurezca y sea incapaz de entender nada, y así convierte a la voluntad en árida y constreñida, y todas las facultades vacías y sin utilidad. Y sobre esto cuelga una densa y pesada nube que aflige el alma y la mantiene alejada de Dios."

Al entrar en la "Noche Oscura", el individuo es sobrepasado por una sensación de sequedad espiritual y depresión. La idea, expresada en ocasiones, de que todas las experiencias deberían ser evitadas a cambio de una vida pacífica, es una muestra de la superficialidad de una inmensa parte de nuestra forma de vida contemporánea. La Noche Oscura es un camino para llevar al alma a la quietud, de modo que una profunda transformación psíquica pueda tener lugar. En la Tradición Esotérica Occidental, esta experiencia se refleja en la carta del Tarot "La Luna", y es el bache en el desarrollo espiritual en que los beneficios tempranos de la meditación y otras disciplinas parece cesar, confrontándose con la aparición de una urgencia de abandonar tales prácticas y volver a la vida diaria normal. Este tipo de bache que debe ser superado puede discernirse en distintas áreas de la experiencia, y es experimentada a menudo por estudiantes en nuevos entornos, y por cualquiera que está llevando a cabo un nuevo proceso de aprendizaje que involucre también cambios vitales importantes.


Ego

El concepto del Ego, habiendo surgido de los cultos psicoanalíticos, y embebido firmemente en el campo de la totalidad de la experiencia, sirve para mantener la separación cuerpo-mente tan fija en nuestra experiencia. Buena parte del pensamiento "New-Age" parece estar preocupado por trascender el Ego, detrás del cual se supone que se encuentra un "Yo Superior". La ficción entre el Yo Superior/Inferior mantiene la división entre 'espiritualidad' y la experiencia del día a día. Personalmente, prefiero la idea de que cada uno somos una multiplicidad de yoes o, como indica el Tantra, una bola retorcida de Shaktis (deseos-complejos) interactuando (pero no todos a la vez) con Shiva (o Kia), la "chispa divina" de la consciencia. Un concepto útil sería, en lugar de 'superar' el Ego, moverse de una condición en la que el centro está en el Ego, a otra de exocentrismo. En el primero, el yo se sostiene rechazando todo aquello que no es, como algo separado del resto de cosas. En el segundo, el yo se renueva y modifica constantemente a través de un proceso de ajuste con lo "ajeno".


El reflejo condicionado

A medida que las investigaciones de las nuevas Ciencias del Caos comienzan a devorar los sólidos fundamentos de la realidad post-newtoniana, las disciplinas basadas en ese punto de vista sobre el mundo deberán ser revisadas. Las revoluciones en las ciencias están comenzando a ocurrir, a medida que el énfasis de la perspectiva reduccionista a una integracionista coge fuerza; igualmente, la revolución en la consciencia.

La fragmentación de la cultura occidental muestra cuan claramente opera la ley del "divide y vencerás" en todos los aspectos de nuestra experiencia. Nuestra cultura es profundamente egocéntrica -- la conducta terrestre de monos que empuñan herramientas.

El cambio de la religión a la ciencia como ethos dominante para definir la realidad desenmascaró el hecho de que los monos necesitamos una dimensión ontológica para la acción, para permanecer seguros en un mundo percibido como hostil. El espacio dejado por el declinar del poder religioso fue rapidamente ocupado por cultos de la psique: psicoanálisis, ciencia, y otros sistemas místicos y mágicos. Estos proporcionaron un cómodo sentido de la razón para las Clases Medias en evolución. La "Iluminación" fue capturada como otra fuente a través de la que demostrar superioridad sobre el resto, actitud que ha ido prevaleciendo en las últimas décadas. Una magia aceptable para la cultura de masas pierde su poder transformador, convirtiéndose en un apoyo para el status quo. Por todos los medios explora tus "mundos internos", pero no remes inconscientemente en el barco de la sociedad paralizada. La evolución se intenta sacrificar a la estabilidad; y en un mundo de orugas, una mariposa es un peligroso enemigo de la forma estática en que funcionan las cosas.



Sobre la Etiología de los Espíritus
por Phil Hine (1994)



Los espíritus caen bajo muchos diferentes títulos: Angeles, Demonios, Elementales, Formas de Pensamiento, Devas, Deidades, Duendes, Familiares, Servidores, Tulpas, Dakinis, Elfos, Espíritus Guía, Canales, y Obsesiones, por nombrar unos pocos. Muchos de estos seres son definidos dentro de su sistema de creencias mítico o paradigma. Lo que me gustaría ofrecer aquí son algunas líneas directivas generales para definir a las entidades espirituales.

Comentarios Generales

Yo mismo soy, un adherente a la Perspectiva Interaccionista sobre los Espíritus. La idea básica es que los Espírituas surgen de la interacción entre un agente humano y un sistema dinámico - esto puede tener un alcance desde Servidores programados mediante un estado de Gnosis, a encuentros con el Genius Loci de un bosque mientras se va de campo. Los elementos centrales parecen ser:



1. Un Estado Alterado de Consciencia

Esto puede venir desde cualquier cosa entre una suspensión momentánea del pensamiento, a stress extremo, o la acción de psicotrópicos.

2. Coherencia Contextual

Uso este término para examinar el amplio contexto dentro del cual la interacción Humano-Espíritu ocurre. Parece existir un enlace entre la "vida" histórica de un Espíritu y el grado de aparente independencia manifestada por el mismo. Podemos, por ejemplo, identificar Espíritus de corta vida (tales como los Servidores) que son ensamblados desde la identificación del deseo/propósito con un juego de referencias tales como un sigilo, nombre, mantra y base material. Espíritus de larga vida serían cualesquiera entidades identificadas dentro del contexto de un sistema de creencias mitologico, o cualquier entidad asociada con (directa o tangencialmente) un lugar o característica geográfica. Las deidades que han estado rodeándonos por cientos de años, a menudo vienen a ser tan "antiguas" como sus creadores, mientras que los espíritus de los estratos rocosos ¡son verdaderamente antiguos!

3. Un Marco Referencial para la Interpretación

Esto se relaciona con el punto 2, pero se centra sobre la habilidad humana para interpretar una experiencia como una cosa u otra. El mago generalmente tiene una gran ventaja sobre los mediums en que nosotros hemos, a través de la experiencia, evolucionado marcos de trabajo referenciales para interpretar las interacciones de los Espíritus. Así, cuando tratamos con un Servidor por ejemplo, "sabemos" con lo que estamos trabajando, y por lo tanto comprendemos la experiencia dentro de un particular juego de limitaciones. Las expectativas juegan un rol importante en lo que generalmente experimentamos. Un colega mío, cuando era investigador Ovni, tuvo varios encuentros con fenómenos "alienígenas". Después cambió su marco de referencia para incluir la hipótesis de las "Eartlights", y comentó que sus experiencias comenzaron a conformarse a esa creencia - ya no vio más "alienígenas", sino en cambio, manifestaciones de Eartlights (Luces de la Tierra).

Lo que debería también ser considerado en esta cuestión es la tendencia antropomórfica - un factor importante en los contactos humanos-espíritus es el grado de "Personalidad" que a los espíritus les es permitido, o percibido tener. Mientras que algunas clases de espíritus son asociadas con un alto grado de rasgos de personalidad humana - sus propios deseo/voluntad complejos, por ejemplo - otros, como los Servidores, pueden ser construidos para no ser más que sistemas de Inteligencia Artificial - sensibles, pero no particularmente inteligentes. Todos los espíritus pueden ser considerados teniendo algún grado de sensibilidad, que a un nivel básico, puede no ser más que el "deseo" de mantener la coherencia del sistema. Steve Hawkings ha declarado recientemente que los virus de ordenador auto propagantes, pueden ser considerados como sistemas "vivientes".

¿De dónde proviene este espíritu personalidad? En un temprano examen de este tema, postulé "el Efecto Neuromancer", notando que una Inteligencia Artificial en el "Neuromancer" de William Gibson, necesitó crear personalidades humanas por sí misma en orden a "hablar" con los humanos. Esto, siento que es oportuno para las interacciones espíritu-humano. El grado de interacción parece relacionarse con nuestra habilidad para considerar al espíritu como una personalidad separada. Este factor puede ir en alguna forma hacia un arreglo en las comunicaciones que los espíritus tienen con nosotros - particularmente como parecer ser una superposición, en muchos casos, entre el ego humano y la naturaleza de la comunicación.

4. Intencionalidad

Los magos generalmente trabajan con espíritus voluntariamente. Sin embargo, sería limitado pensar de hecho en construir teorías de la interacción con espíritus, que no cubrieran los encuentros no intencionales, como la vasta mayoría de las interacciones de humano-espíritu parecen ser. Me he esforzado en aferrarme a esta última situación en Caos Condensado, pero sería interesante encontrar cuántos otros magos han tenido encuentros no intencionados con espíritus - por ejemplo, entidades repentinamente manifiestas sin cualquier incitación consciente por parte del mago. Esto podría alcanzar desde encuentros con Fantasmas, Ufonautas, espíritus errantes, etc.

5. Afinidad

El grado de afinidad que uno tiene con un espíritu es también importante. Un área donde esto puede fácilmente ser discernido es en nuestra relación con las Deidades - que tiende a ser altamente personal y a menudo, difícil de explicar a extraños. Alternativamente, podemos solamente considerar a un Servidor como poco más que una movediza Inteligencia Artificial o programa de ordenador tipo TSR, y de esa manera tener poca aportación emocional con el mismo. La afinidad se relaciona no sólo al afecto del Ego, sino también a las experiencias únicas que tenemos en la relación con un espíritu particular. Mientras el deseo de iniciar un demonio puede bien descender de un afecto del Ego, generalmente no sentimos una afinidad por los demonios en la misma forma que podemos considerar a un Espíritu Guía o Familiar.



Servidores

Generalmente, los Servidores (tanto de Propósito General como Específico) son entidades creadas que son enlazadas a la voluntad individual o colectiva del mago. Su relación con el mago es generalmente de una vía, i.e. los usamos para hacer cosas para nosotros. Ellos tienen poca personalidad, y un juego de limitaciones sobre el grado de independencia que tienen. Los Servidores pueden descontrolarse, como por ejemplo cuando el operador se vuelve "obsesivo" sobre sus tareas, o demasiado dependiente de ellos. Por lo tanto la importancia de la autoestima cuando se crea un Servidor (los deseos superficiales pueden ser conducidos por obsesiones ocultas que el mago no ha integrado totalmente dentro de su psique).




Demonios

Los Demonios son generalmente asociados con los espíritus malévolos del sistema Goético. Cualquiera puede trabajar con un demonio, con tal de que tenga acceso al sistema para convocarlo y obligarlo. Los Demonios son más "dinámicos" que los Servidores en que ellos parecen tener un "deseo" activo en manifestarse a sí mismos y vencer la voluntad del operador. ¡La advertencia concerniente a trabajar con Demonios no debería ser descartada ligeramente! Los Demonios también tienden a tener un innato conservadurismo sobre el rango de tareas que pueden hacer. Lo que los distingue de los Servidores es que tienen un carácter y personalidad propios.



Elementales

De los espíritus Elementales, tales como los Devas, o los seres atribuidos a los elementos platónicos (Fuego, Aire, Agua y Tierra - ¿tendríamos que preguntarnos sobre qué pasa con la radiación nuclear, los petroquímicos o la electricidad?) se ha dicho que tienen un carácter que los relaciona a su esencia - sea ello el agua, o una planta específica. Bajo este encabezamiento, podemos considerar al Genius Loci - espíritu del lugar - el espíritu de una localización particular. Aquí estamos observando la interacción dinámica entre el mago y los estratos de un ecosistema local, sea este un lugar en el exterior o una casa "encantada".



Obsesiones Exteriorizadas

Dentro de esta categoría, colocaría todos los sistemas obsesivos tales como los Demonios Personales, que han sido identificados como separados al complejo de voluntad del mago, para el propósito de comprenderlos e integrarlos dentro de la propia psique. El punto principal concerniente a estas entidades es que no está generalmente abiertas para uso de otros, lo cual no es decir que otros no puedan usarlas también. De hecho, un efectivo método de ataque mágico es identificar las obsesiones individuales de otro y alimentarlas efectivamente de "poder", al punto por el cual el blanco es vencido por sus propias obsesiones. Las obsesiones pueden ser descubiertas a través de la observación o la adivinación. Es innecesario decir, que pocos magos capaces van a aceptar voluntariamente que están siendo dominados por sus obsesiones - pero este peligro es siempre presente, particularmente para el Adepto.



Deidades

El punto principal sobre las deidades es que tienen una presencia histórica, y en una larga extensión, tienen personalidades distintivas, atributos, poderes, etc. Yo no insultaría ciertamente a cualquiera de las deidades con las que he trabajado estrechamente durante los últimos 15 años más o menos, sugiriendo que son menos que "reales" - de hecho, diría que los Dioses y Diosas son más reales para mi que la mayoría de los seres humanos, independientemente de su base no material. Uno puede argüir que la presencia de las deidades en el histórico-mítico paisaje mental, es en efecto, su presencia material que por ejemplo, cuandoquiera que nos coloquemos a nosotros mismos a merced de los elementos, estamos entrando en el dominio de Pan o los Grandes Antiguos.



Familiares

El término "Familiar" implica una cercana relación entre un humano y un espíritu. Históricamente, encontramos que los Familiares son muy asociados con los animales domésticos (gatos, cabras, etc.) y pueden ser vistos actuar en una forma tal para extender la consciencia y control del mago sobre su territorio personal. Donde el poder de un mago está ligado con un lugar, sea este un pueblo, un matorral, o un área del interior de una ciudad, el Familiar es una extensión de sus ojos, oídos y voluntad. La relación entre el humano y el espíritu es tan cercana que si el familiar es atacado o amarrado, el humano sufre un shock psíquico.



Angeles

Los Angeles históricamente derivan de la Cábala y el sistema de creencias Judeocristiano, aunque su asociación es más amplia, debido a los estragos del Movimiento de la Nueva Era y el Espiritismo. Los Angeles tienden a ser percibidos como benevolentes espíritus guardianes custodios de la conducta humana. Están también asociados con los psicopompos, la Clarividencia y la Premonición, dependiendo del paradigma al cual estén asociados.



Espíritus Guía

El término Espíritu Guía generalmente cubre un amplio rango de interacciones humano-espíritus, desde el "Conocimiento y Conservación del Santo Angel Guardián" (en los acercamientos Thelémico y demás basados en una visión Deista), a los contactos de los Mediums Espiritistas y los "Guardianes del Plano Interno" y derivaciones occidentales de la Cábala (SOL, etc). De nuevo, la función y limitaciones de estas entidades es establecida dentro del paradigma dentro del que operan. Se espera a menudo que tengan inteligencia preternatural y "sabiduría" que esté más allá de la del individuo que interactúa con ellas. Las entidades canalizadas tales como Ramala o Ramtha, también caen dentro de esta categoría. Generalmente, parecen actuar de tal forma como para confirmar la estructura del sistema de creencias de quienes interactúan con ellas, y confieren un grado de "la más alta autoridad" sobre estas creencias - resumiendo, a menudo dicen a la gente lo que esperan escuchar. Lo que debería también ser tomado en cuenta es que estas entidades están tambien asociadas con formas de encantamiento, tales como la curación, donde parecen actuar con gran facilidad para capacitar al medium a entrar en el apropiado estado de Gnosis para manifestar su talento.

A los Espíritus Guías se les tiende a dar una personalidad humana, o extrahumana, a menudo se da por sentado que son personalidades supervivientes en el "mundo espiritual" o Maestros desencarnados (i.e. Khoot Hoomi, Jefes Secretos, etc.) De nuevo, las expectativas del usuario y las creencias juegan un rol importante en la definición y aplicación de estas entidades.