sábado, 21 de junio de 2008

MAGIA DEL CAOS III




La Perspectiva de un Mago
Fra. Grand Poobah, 2º grado


La Magia Caótica sigue siendo una disciplina única en la confusión de prácticas, teorías y métodos ocultos de que está lleno el paisaje de los empeños mágicos modernos. No se parece a ningún otro sistema porque no pretende ser un sistema. La Magia Caótica elude los límites, clichés y preconcepciones adheridos a cada uno de los anteriores sistemas de hechicería ideados por la humanidad. No se aferra a ningún dogma, no impone ninguna creencia o estilo de vida sobre el practicante, no prescribe límites al aspirante, y no supone que un conjunto de creencias sea inherentemente mejor que cualquier otro conjunto de creencias.

La Magia Caótica surge de la teoría metaparadigmática. Es decir, que todos existimos dentro de un conjunto de creencias (un paradigma) y que se necesita algo más grande (meta) para explicar los trabajos paralelos de los sistemas de creencias múltiples. La Teoría de la Magia Caótica, por lo tanto, es solamente eso: una teoría. No funciona como un paradigma, un conjunto de creencias.

Un error que cometen muchos que han leído las obras de Peter Carroll, Phil Hine y otros autores de magia caótica, es digerir parcialmente los escritos de estas personas y luego ir por allí proclamándose magos caóticos. Nada podría ser más inexacto que esta engañosa afirmación. Si se examina más a fondo la teoría de la magia caótica, uno se da cuenta que sus propias ideas esenciales excluyen su existencia como un sistema autosuficiente de creencias. Uno puede practicar la teoría de la magia caótica dentro de un sistema de creencias (es decir un paradigma), uno puede incluso usar los principios de la TMC para crear un paradigma y luego habitarlo; sin embargo, uno no puede vivir dentro de un metaparadigma. Uno no puede vivir dentro de una teoría.

Así es que realmente no existe algo así como un mago caótico per se, aunque otros y yo mismo usamos ese término a fin de distinguir a los practicantes de la TMC de otros magos. Así es que, ¿cómo es posible distinguir a un mago caótico de los ocultistas comunes y corrientes?

Hay una prueba de tornasol. Sencillamente pregúntate a ti mismo, o a otra persona, "¿Crees en una verdad o un ser definitivos?" Una respuesta ‘errónea’ sería "sí" o "dios" o "diosa" o "personalidad" o "país" o cualquier otra cosa. Una respuesta ‘correcta’ podría ser algo así como: "quizá" o "no" u "hoy día no", según la persona que responda.

La prueba de tornasol se basa en la frase a menudo citada y mal entendida, "Nada es verdad, todo está permitido." Una declaración que describe en gran medida el universo en el que todos parecemos compartir una existencia. Para algunos, esto significa: "Nada, ni siquiera esta afirmación posee una verdad objetiva, y por lo tanto cada acción concebible puede ocurrir y ocurrirá." Para otros significa, "La ausencia de existencia (el vacío) existe y por lo tanto la realidad consiste en una completa subjetividad." Para otros, "Todo lo que se me ha enseñado hasta ahora es mentira, en consecuencia puedo hacer lo que se me antoje." Una licencia para la sublevación.

Existen muchas otras interpretaciones posibles de esta sentencia; la anteriores sólo se aplican a mi "prueba de tornasol". Otras personas han dicho que la frase implica: "No creas en nada, atrévete a todo, sobre la Tierra no hay arreglos de cuentas", y a mí me parece que esto tiene sentido. Otros sostienen que la frase no es un rechazo de responsabilidad sino una declaración de libertad.

Para los thelemitas, la restricción es un pecado. Para un mago caótico, restricción significa limitaciones autoimpuestas a fin de disfrutar plenamente la vida. Si lo piensa, un mago caótico puede entender que lo único que le impide cometer violaciones, asesinatos, asaltos, provocar incendios, decir mentiras, etc. etc., es él mismo. El mago caótico entiende que lo único que lo libra de que lo maten, violen, prendan fuego, asalten, mientan, etc. etc., es la restricción que otros se imponen a sí mismos (ya sea que ellos entiendan esto o no).

Además, la Teoría de la Magia Caótica se distingue a sí misma de la teoría mágica no metaparadigmática en que, antes que nada, pretende obtener resultados. La propia Magia Caótica sostiene que se ha sabido que diversas técnicas producen resultados mágicos, cualquiera sea el sistema de creencias en que se hayan practicado. Estas técnicas se han clasificado bajo el término "Gnosis" (término griego para 'conocimiento directo', lo que implica 'experiencia directa de dios') y se subdividen en dos categorías. La excitatoria se describe mejor como empujar los límites físicos, mentales y emocionales hasta su punto de quiebre (sin perder por completo el control). Entre los ejemplos están la percusión de tambores, baile, salmodia, estados extremos de ira, miedo, etc. La otra categoría se denomina inhibitoria, siendo su mejor ejemplo el estado de total descarga provocado por una meditación prolongada.

Lo que Pete Carroll y otros autores de magia caótica observaron, es que los estados extremos de la conciencia conducían con frecuencia a eventos parapsicológicos. Que los extremos de tensión a menudo evitaban los eventos y sucesos inexplicables. Que lo sobrenatural penetraba las vidas de personas que tenían la capacidad de estimularse a sí mismas hasta el frenesí o de aquietarse a sí mismas hasta una conciencia enfocada en un solo punto.

La Magia Caótica es el esfuerzo consciente por aprovechar estos estados para producir resultados controlados. Si bien sigue siendo difícil cuantificar estos resultados y los estados que los causan, los magos caóticos obtendrán resultados en forma regular; una aseveración que pocos en el mundo de lo oculto se atreverán a hacer. Los magos caóticos podrían incluso ser los primeros en responder a ese: "bueno, pruébelo", con algo más que una respuesta evasiva. Pedir a un mago caótico que lo "demuestre" bien podría provocar la más bien temible respuesta de "Veré lo que puedo hacer."

Los magos caóticos también hacen algo que pocos harían en el mundo de lo oculto. Un mago caótico asume la responsabilidad de su éxito o su fracaso en lograr un resultado. NUNCA oirás a un mago caótico diciendo, "no fue la voluntad de dios" o "las estrellas no estaban en la posición adecuada." (Oh está bien, puede que oigas a un mago caótico decir estas cosas, pero creo que lo estará haciendo por burlarse). Además, los magos caóticos caminarán por el mundo ignorando alegremente 'poderosas' líneas de dogma tales como, "eso es mal karma, compadre" o "si haces el mal se te devolverá tres veces".

Los magos caóticos practican magia poniendo énfasis en la obtención de resultados. Esos resultados dependen de varios factores; el primero es la habilidad del el mago, el segundo es la probabilidad de que el evento ocurra naturalmente. Los magos caóticos novatos comienzan obteniendo resultados razonables, mientras que se ha sabido de magos caóticos experimentados que han logrado lo que algunos podrían considerar imposible.

Piratería paradigmática

Este acto de reunión ecléctica combinado con el hábito de no permanecer nunca por mucho tiempo dentro de los confines de un paradigma, es lo que llamamos piratería paradigmática. El mago caótico asume el sistema de creencias necesario para obtener los resultados deseados. A medida que el mago caótico crezca dentro de ese sistema, agregará elementos de otros paradigmas. Por decirlo a la inversa, el mago caótico también ignorará o "eliminará" los elementos del paradigma que sean ‘canciones de cuna’ espirituales o no produzcan los resultados deseados.

Los magos caóticos pueden practicar las técnicas de la magia caótica pero deben hacerlo dentro de un paradigma específico, lo que en términos generales significa que un mago caótico debe creer en algo a fin de obtener resultados. Lo que específicamente crea el mago caótico queda enteramente a su albedrío. He visto a aquellos que piensan los mythos de Cthulhu de H.P. Lovecraft son un poderoso paradigma. Otros han trabajado dentro del paradigma Wicca desde hace años y han obtenido fantásticos resultados. Todavía hay otros que son ateos a ultranza (como el autor). Hay magos caóticos que son Setianos, Satanistas, Santeros, Hechiceros, Brujos de Cocina, Thelemitas, Cabalistas, etc. etc.

Una manera simple de comprender la teoría de la magia caótica respecto a cualquier paradigma es pensar en un metaparadigma y en un paradigma específico de la siguiente manera: Consideremos al paradigma en sí mismo como la explicación y al metaparadigma como la acción. La Teoría de la Magia Caótica consta de una serie de técnicas, acciones si se quiere. Los resultados de aquellos dependen de lo que el practicante desea como resultado. El paradigma --y puede ser cualquier paradigma--, consiste en la manera en que explicamos nuestro universo a otras personas. El paradigma es el porqué. "¿Por qué hiciste eso?" "¿Por qué quisiste aquello?" El metaparadigma es el cómo. "¿Cómo hiciste eso?" Las técnicas están desprovistas de significado. El paradigma, en muchos casos, está desprovisto de método. Todos existimos en un paradigma. Algunas de las personas que existen dentro de un paradigma usan una teoría metaparadigmática para ir más allá de ese paradigma.

Quizás sea esta la razón por la cual muchos ocultistas que son UNA COSA temen a los magos caóticos. El mago caótico tomará lo que necesite de un paradigma y luego pasará a otra cosa. ¿Hay algo que no te guste de ser Wiccano? ¡Ignóralo! ¿No te gusta tratar a Set como una entidad objetiva mientras eres Setiano? Cree entonces que Set es una metáfora.

Lo que asusta bastante a los magos no caóticos es la capacidad de los magos caóticos de obtener resultados mientras tratan a los paradigmas en los que moran con una actitud tan altanera. Nada frustra más a un 'creyente verdadero' que alguien que actúa como un 'creyente verdadero' porque tiene que hacerlo para conseguir lo que desea; y luego ya no es 'creyente verdadero' una vez que ha conseguido lo que necesita.

Mientras un 'creyente verdadero' se tragará sin quejas las idioteces de su paradigma, un mago caótico simplemente las ignorará PORQUE son idiotas. Un mago caótico no aceptará nunca, "eso es verdad porque yo/la biblia/la alta sacerdotisa así lo dice." El mago caótico tratará a las cosas como verdaderas cuando le acomode y las ignorará cuando no.

¡El hecho de que diversas formas divinas, egregores, demonios y diosas no fulminen a los magos caóticos a diestra y siniestra debe estar empezando realmente a molestar a algunos! Lo que es peor, esos magos caóticos están actualmente yendo a misa y también andando en la procesión cuando se trata de las creencias de otros. Tomamos lo que necesitamos y luego pasamos a otra cosa. ¿Esto te sirve? Quizá nos sirva a nosotros. ¿No te sirve? Qué pena. El mago caótico pasará a algo que sirva.

Muchos grupos ocultistas existentes han desarrollado toneladas de materiales mágicos útiles. El mago caótico debe sentirse libre de usar cualquier sistema que funcione mejor para él. El mago caótico tampoco debería vacilar en unirse a un grupo de magos no caóticos a fin de aprender lo que ellos enseñan.

Una palabra más sobre el tema de la piratería paradigmática. La actitud lo es todo. Nunca obtendrás ni una onza de conocimiento verdadero de una persona o grupo a los que te acerques con una segurísima actitud de sabelotodo. Demuestra a esos magos deferencia y respeto; muchos de ellos han estado en esto de la magia durante décadas y probablemente podrían enseñarte un montón, si tienes la mente abierta. Si bien tus creencias son un asunto de conveniencia para ti; para ellos son un asunto de estilo de vida. Yo he encontrado muchos grupos abiertos para mí aunque yo era un mago caótico. Fui honesto con ellos desde el primer momento, y aún así compartieron todo conmigo.

Detalles técnicos

Como se mencionó más arriba, la teoría de la magia caótica involucra el uso de estados alterados de conciencia a fin de efectuar un cambio mágico en el mundo. Si bien muchos paradigmas usan estados alterados a fin de obtener resultados, lo hacen de manera más bien casual, atribuyendo comúnmente los resultados del mago a "la diosa/dios, las estrellas, la voluntad verdadera" y sin otorgar el crédito (o la culpa) a quien lo merece.

Peter Carroll esboza la teoría de la magia caótica de manera precisa (y pedante) en Liber Kaos, con varias fórmulas mágicas. Me gustan estas fórmulas por su simplicidad y obvia ausencia de cualquier fuerza extraña, pero claro, soy un mago ateo. Las he incluido aquí para que el lector pueda probar el sabor de la teoría subyacente. Su propio autor ofrece una explicación mucho mejor de esta fórmula.

M =3D G x E(1-C)(1-R)

Pm =3D P - P x M 1/(1/-p)

Todos los factores están entre 0 y 1.

M es igual a la fuerza de tu magia. La cual depende de tu G (Gnosis) y E (Enlace mágico) multiplicados por dos factores negativos (las cosas que operan contra ti). Tu conciencia del resultado deseado (1-C) y tu resistencia subconsciente a hacer magia (1-R), es decir, "Mi mamá me dijo que la magia no funciona".

En la otra fórmula, P es igual a la posibilidad de que el evento que deseas ocurra por sí mismo; (1/(1/- p)) es igual a la posibilidad de que el resultado que deseas no ocurra. Pm es igual a la combinación de la Probabilidad de que el evento ocurra combinada con tu esfuerzo mágico por hacer que ocurra.

Así es que en realidad estamos observando los dos pasos de la actividad mágica. El primer paso es "¿Qué tan bueno fue mi acto mágico?" El segundo paso es "¿Funcionó?" Esta fórmula tiene el atractivo componente de incluir la naturaleza bastante azarosa del universo. Por ejemplo, tú haces un rito mágico realmente bueno.

Absolutamente estupendo. Sin embargo, es para que el Director de tu escuela desaparezca con un gran "¡puuf!" el día de la graduación. Como el Director de tu escuela no tiene el hábito de hacer "¡puuf!", este evento tiene una probabilidad ridículamente baja de ocurrir naturalmente, con lo cual se reduce significativamente (aunque no se elimina) la posibilidad de que haga "¡puuf!" durante la graduación.

Con respecto a la primera fórmula, para conseguir un resultado mágico realmente bueno hay que obtener una M tan cercana a 1 como sea posible. Así, será mejor mientras mejor sea la Gnosis y más fuerte el Enlace mágico. Los factores de conciencia (1-C) y resistencia subconsciente (1-R) son factores que se deben reducir o acercar al 0.

Como sabe cualquiera que practica la magia, no es difícil conseguir un buen enlace mágico; si se quiere algo con suficiente intensidad, es probable que se esté lo bastante cerca para conseguir un trozo o representación de ello. Como muchos magos caóticos saben, también es bastante fácil obtener un estado de Gnosis. Así es que estas bases están cubiertas. Lo que "separa a los hombres de los muchachos" es el lado negativo de la ecuación. Los Magos Caóticos conocen el molesto hecho de que muchas cosas llegan mucho DESPUÉS de que hemos deseado que lleguen. La Conciencia llegó a 0 y el evento ocurrió. Con qué frecuencia has oído a alguien, no sólo a un mago, decir, "sucedió cuando menos lo esperaba", o, "me había olvidado completamente de eso, cuando sucedió." Desaparece la codicia por el resultado, el objetivo se manifiesta.

La resistencia subconsciente es un factor se que desvanece con el tiempo y el éxito. Mientras más magia practiques, y mejores sean sus resultados, menor se hará este factor. Los magos más experimentados simplemente obtienen mejores resultados con mayor frecuencia. Ellos CREEN en sí mismos y eso contribuye a su éxito. El mismo factor entra en juego con los curanderos por fe: ellos y el paciente CREEN que el paciente sanará y así sucede.

La segunda fórmula pone en juego la naturaleza caprichosa del universo. Enfrentémoslo, nosotros queremos que a alguien le suceda algo malo, y le sucede. Ahora, ¿sucedió porque la maldijimos o sucedió porque esa persona finalmente sacó de sus casillas a demasiada gente y alguien en un bar la agarró a puñetazos?

Esta pregunta debe seguir siendo académica para el mago caótico novato. Él debe aceptar el crédito cada vez que sea posible. No con el fin de construirse un ego inflado, sino con el fin de adoptar el hábito de pensar "Je, ¡yo hice eso!" Desgastando lentamente ese factor de resistencia subconsciente de la primera fórmula. Con el tiempo, y en un esfuerzo por prevenir la megalomanía, el mago más experimentado debe preguntarse a sí mismo, "¿Hice yo eso u ocurrió por casualidad?"

Los magos más experimentados se dan cuenta, en mi opinión, de que los resultados mágicos son comúnmente una combinación de posibilidad y magia. Aceptar que a veces las cosas simplemente suceden, pero que el mago también puede estar jugando un papel, mantiene la mente equilibrada y las metas del mago razonables.

Otra cosa que el mago caótico novato debería recordar, es usar la naturaleza del universo para ayudarle a lograr los resultados se desean. Hechiza para que ocurran eventos que tienen un alto grado de probabilidad de ocurrir naturalmente. Esto te acostumbrará al éxito y te permitirá acumular confianza para trabajos más difíciles. Las flores no florecen en mitad del invierno. No intentes dar tus primeros pasos haciendo que suceda lo imposible: fallarás y tu ego mágico sufrirá en consecuencia.

Otra gema de sapiencia de la mente del hombre que ha estado antes allí. No hechices para algo y después NO HAGAS NADA con respecto a eso. No puedes encontrar al hombre o mujer de tus sueños sentado en tu casa toda la noche, no puedes pasar esa prueba de física sin estudiar. No puedes obtener un gran aumento de sueldo llegando siempre tarde al trabajo, etc. A medida que tus trabajos se vuelvan más difíciles, trata de torcer la mano de la posibilidad creando "avenidas de manifestación": ayuda al universo a darte lo que quieres.

La teoría de la magia caótica es una teoría metaparadigmática. Contiene específicamente las técnicas necesarias para lograr actos exitosos de magia. La teoría de la magia caótica no hará un mago exitoso por sí sola. Eso queda para el propio practicante. Sin embargo, existe dentro de la teoría de la magia caótica la idea de que los RESULTADOS son la única medida de un mago exitoso. Los resultados toman tiempo, energía y esfuerzo. Un pequeño hecho que muchos pueden ignorar a su propio riesgo.


Fra. Grand Poobah, 2º grado


El Cambio Voluntario de Paradigma

Por: Psique



Hay una razón por la cual un mago caótico vacile al definir qué significa exactamente ser un "Mago del Caos" y si se lo preguntamos a cinco caóticos obtendremos por lo menos seis respuestas diferentes. La razón es muy simple, cada uno de ellos sabe que cualquier definición que ofrezcan tendrá sus propias limitaciones, ya que aquellas se basan en experiencias personales y el propio entendimiento adquirido. Cada definición propia debe encajar con el paradigma individual, y que a la vez no encajará necesariamente con el de otra persona, a pesar de tener un sistema de creencia similar.

Pero... ¿qué es este disparate de "nada es verdad; todo está permitido" (Hassan I Sabbah)? Significa textualmente lo que la frase dice: Nada de lo que percibimos es verdad, ya que es solo una faceta de lo que está ' allí afuera', afuera de uno mismo - si es que en realidad hay algo- . Sin embargo, con eso de "todo está permitido", se quiere decir que usted puede creer lo que usted quiera, al universo no le interesa discutirlo y si lo hace, lo hace de forma tal que puede que usted lo entienda de una manera mientras que otra persona de otra. Usted puede creer que rocas y palos son la misma cosa - fantástico, a nadie le interesa.

Un caótico va adoptar un paradigma o sistema de creencias todo el tiempo que este se ajuste a sus necesidades , y lo va a cambiar cuando ya no lo haga, o utilizar uno distinto por capricho, o porque es más útil para sus objetivos. Por lo tanto, un mago caótico puede ser un ferviente cristiano un día, y un pagano Wicca al otro, sin que surja (si es que lo está haciendo bien) ninguna complicación ni conflicto de creencias. La creencia debe ser total, y debe lograrse a través de una decente investigación si uno quiere lograr algún resultado a cualquier nivel.

Las ventajas de tener un calidoscopio de realidades son numerosas. Una de ellas es la obtención de apertura mental. ¿Cansado de encontrar personas que no tienen los mismos puntos de vista que usted? Como aquellos cristianos que creen en la resurrección pero no ven que haya alguna evidencia acerca de la reencarnación? Bueno, si usted tiene éxito con sus trabajos de cambio de paradigmas, va a poder ver las dos caras de la moneda de una discusión de este tipo y sacar provecho de las dos. Por supuesto, uno puede llegar a tener una tendencia a creer una cosa más que la otra, y ésta sigue siendo la parte "personal" de su sistema de creencias, esa parte de su paradigma que es la más difícil de cambiar o aniquilar.

Aniquilar creencias que uno aparentemente considera como realidades absolutas es una tarea difícil. De todas formas hay muchos métodos que nos pueden ayudar a disolver éstas creencias, proceso al que se conoce como ' deconstrucción '. La deconstrucción lo libera a uno de cualquier creencia particular a la que uno se aferra y no se puede comparar con "métodos simples" de cambio de paradigmas(las cuales son en realidad una forma de deconstrucción) ya que es algo mas personal que la creencia en una divinidad y la descreencia en ella. Deconstrucción, reconstrucción y construcción (lavado, enjuague, repita el proceso), es un ciclo constante en el curso de la vida, especialmente para los caóticos, que frecuentemente están en forma consciente cambiando la mente consciente e inconsciente.

Y es allí, detrás de toda esta amalgama de paradigmas donde uno empieza a obtener un cierto conocimiento y razonamiento básico. Estudie otros sistemas. Investigue aquellos que sean conflictivos. Aprenda de que hay una "verdad" en todos ellos, especialmente en aquellos que no tienen ningún sentido. Puede ser que no sea su verdad del momento, y quizás nunca la sea, pero eso lo hace menos real? Pregúntese: ¿Me hace sentir a gusto?


Inmanentizando el Escatón


Inmanentizar el Escatón significa intentar que el Escatón (lo trascendente, increado, espiritual, o el futuro; El fin de los días, ver escatología) se manifieste en el mundo inmanente (dentro de los límites de la experiencia factible). Más recientemente, ha sido usado por los conservadores como un término peyorativo en contra de lo que ellos entienden como esquemas utópicos, como son el socialismo, el comunismo, etc. También ha sido usado por los libertarianos cristianos para criticar al Presidente Bush y el movimiento neoconservador. En todos estos contextos significa "tratar de que ocurra aquí y ahora (en la Tierra) aquello que pertenece al mas allá" o "intentar crear el cielo aquí en la Tierra."



El origen

Según Jonah Goldberg, escribiendo en el National Review Online (16 enero del 2002):

La expresión moderna, fue acuñada por Eric Voegelin, en The New Science of Politics en 1952. Entre los años de 1950 y 1960, en gran parte gracias a la popularización de la frase por William F. Buckley, The Young Americans for Freedom (Jóvenes Americanos para la Libertad) fue convertida en un eslogan político.

Buckley fue el más notable de los muchos lectores conservadores estadounidenses del trabajo de Voegelin.

Voegelin identificó un número de similitudes entre el gnosticismo antiguo y aquellos que se adhirieron a un gran número de teorías políticas modernistas, en particular el comunismo y el nazismo.

Él identificó a la raíz del impulso gnóstico como la alienación, es decir, un sentido de desconexión con la sociedad y una creencia de que esta falta de armonía con la sociedad es el resultado del desorden inherente, o hasta maléfico, del mundo. Esta alienación tiene dos resultados:

El primero es la creencia de que el desorden de mundo puede ser trascendido por extraordinaria interiorización profunda, aprendizaje, o conocimiento, llamado Especulación Gnostica por Voegelin (los gnósticos mismos se referían a esto como gnosis).


El segundo es el deseo de implementar una política para hacer real la especulación, o como Voegelin describió para Inmanentizar el Escatón, o sea crear una especie de cielo en la Tierra dentro de la historia.

Uno de los pasajes más frecuentemente citado del trabajo de Voegelin sobre el gnosticismo es el siguiente:

El problema de un eidos en la historia surge sólo cuando un logro transcendental cristiano se inmanentiza. Tal hipóstasis de la inmanentizacion del Escatón, es sin embargo, una falacia teórica.


La Cristiandad Dispensacionalista

El término ha sido usado en relación a sectas cristianas que adscriben al Dispensacionalismo y trabajan para apresurar la Segunda Llegada de Cristo y consecuentemente el fin de mundo. Esta creencia es similar al gnosticismo en la medida que valora el conocimiento secreto de los métodos para inmanentizar el escatón y de la manera por la cual el escatón llegará a ser o será inmanentizado. Sin embargo hay algunas pequeñas diferencias: El gnosticismo en el mundo antiguo no implicaba una creencia en pro de intentar construir el cielo en la tierra, porque en la especulación gnóstica antigua el Mundo era considerado intrínsecamente imperfecto y limitado. El gnosticismo antiguo valoró la transcendencia, y de tal manera la perfección no podría existir en la imperfección simplemente porque a uno le gustaría que existiera, era uno el que trataba de trascender este mundo.


La Cristiandad Católica

El catecismo de la Iglesia Católica hace una referencia oblicua al deseo de "Inmanentizar el Escatón" en el artículo 676:

El engaño del anticristo comienza a tomar forma en el mundo cada vez que es hecha la afirmación de realizar dentro de la historia aquella esperanza mesiánica que sólo podrá ser realizada más allá de la historia a través del juicio escatológico. La Iglesia ha desaprobado incluso formas modificadas de esta falsificación del reino que llegan bajo el nombre de mileniarismo, especialmente la forma política "inherentemente perversa" de un mesianismo secular.


En la cultura popular

La frase ha sido muy usada por los Discordianos y los Magos del Caos. Es citada en el Principia Discordia, y es aludida quince veces en The Illuminatus! Trilogy, - escrita por Robert Shea y Robert Anton Wilson - una de las cuales es la primera línea de la novela, " Fue el año en el que finalmente ellos inmanentizaron el Escatón".

Fuente Wikipedia (en Inglés)

Traducido por Kaosmos
---------------------------------------------

He estado un tiempo urgando en Internet buscando material para dar con la explicación más clara posible de este tema. Al final opté por traducir el tópico de la versión inglesa de Wikipedia porque era la más informativa y neutral.

Creo de que es obvio cuáles de las definiciones más arriba nombradas son las más importantes para los magos del Caos. A pesar de esto me voy a tomar el atrevimiento de dudar de que esto haya quedado claro para todos y voy a pasar a nombrar algunos puntos.

En la Magia del Caos la palabra que se usa para la frase "Inmanetízese el Escatón" es "Aepalizage". Esta es una palabra del idioma específico de la Magia del Caos, el Ouránico Barbárico. Este idioma no tiene reglas de pronunciación por lo tanto cada mago pronuncia esta palabra (y todas las del idioma) como mejor le plazca o sienta, personalmente la fonética que uso es æpalisægue.

Este idioma se usa casi exclusivamente en rituales y este vocablo puede verse en varios rituales caotas entre los que se destaca el "Ritual del Vortex" (o Vórtice).

Pero ¿cuál es el motivo por el cual el mago caota utiliza este termino?

Muchos de los practicantes toman el significado más escatológico de la frase el cual es: "El fin del mundo tal como lo conocemos"

A pesar de todo lo apocalíptico que esta definición pudiera parecer, en realidad su verdadero significado reside en que la realidad consensual que vivimos día a día debe ser destruida para que se manifiesten los resultados de esta Magia de resultados. Esto quizás se pueda comparar con una mezcla de las frases del del padrenuestro "venga tu reino, hágase tu voluntad y amén" conjuntamente; con la diferencia de que aquí se hace la voluntad del mago y es él el que reina su propio reino.

Algunos magos del Caos, basan su trabajo en la venida del quinto eón, el Pandaemonaeon. Este implica una evolución tanto en la magia como en su influencia en la sociedad hacia nuevos horizontes más cercanos a la verdad de que nada es verdad. En este caso Inmanetizar el Escatón sería la clave para acelerar la venida del Pandaemonaeon.

En un tercer posible uso de la frase se la puede relacionar a la destrucción de la creencia. No solo la de la religión organizada, tan arraigada en nuestra sociedad y cultura y por ende en nuestro interior, sino que refiriéndose también a todas aquellas creencias que adoptamos como paradigmas, plataformas de lanzamientos para el éxito de los trabajos.

Queda a elección del mago elegir algunas de estas definiciones, todas o ninguna. Pero a pesar de esta flexibilidad en la elección, aquél que haya elegido este camino de la magia debe saber que siempre es necesario destruir algo de este mundo, esta realidad material en la que vivimos para que las posibilidades del zumbante éter salgan a la luz y se manifiesten las obras del Caos