sábado, 21 de junio de 2008

ALGUNOS POEMAS DE A BORDO (1995-2000) POR CARLOS MARCO



Algunos Poemas de A Bordo (1995-2000)

La Alquimia De Dios


La simplicidad de aquella casa
Nos dejó en el lugar del relámpago
¡La química del vacío!

Su esplendor consistía
En el violento punto cero
Donde se crean las cosas

Un hilo de hielo formó un ovillo
A través de la escena
Y nos engulló.






















Las Ilusiones


La burla, la demencia
Tengo la clarividencia perforada
¡Vienen ¡ ¡están aquí!
La columna y el magma de un pensamiento
Encerrado en esta fosa de plomo
Como mi sangre de mercurio:


"anteayer soñé con mi suicidio
entonces estoy ya condenado
(por la mirada y el pensamiento)
no sé sí muerto o ciego
¡Blam! La desnudez

Esta mañana de somnolencia desperté mirando un punto
Se tornó espectro y con él mi hogar ¡Me devoró!

¡Blam! Abiertas las arterias
Y corriendo los fantasmas

Un gong terráqueo que tiene todos los rostros
Desencadena una sinfonía
Donde nuestros pensamientos son triángulos de fuego
Y el vinagre de estos nervios
Deshace las ilusiones en una pócima de ausencia

¡Démonos unos puntos suspensivos!
¡Démonos una prolongada morada en la barba de la ballena!










¡Enteraos bien!
Pues ya estamos cerca de la estupidez
Por nuestro abandono y por nuestro ojo.

































Solicito la canción bravucona
Que tan bien conocéis
Ruego el rugido de alegría
Cuando dancemos en el mundo
En el palacio descarnado
En sus luces frías
Y el fondo de la noche nos recuerde algún crimen

La canción nos llevará hacia el alba
Arrastrando tras de sí
El pellejo ensangrentado
Del mapa del abandono o la muerte.























El Horizonte


En el borde
Del mundo

Las grietas
De las habitaciones
Nos
Tragarán.


























En su seno
Que acaricia acuclillada
Se dibuja
Un rostro
Con la mentira
De la infancia.
































La infancia
Me llama
Cuando la noche se vuelve profunda

Aparecen los campos de juego
Con su apariencia sagrada

El sabor a barro
Y un cielo siempre ahí arriba

Recorro esos lugares
Como quien
Ha reencontrado
Algo poderoso

Pero no hay
Que hablar más de ello
La noche
No volverá a ser la misma.



















No he hablado nunca
A través del día claro
De aquello que he conocido
Como un grito

La escarcha de una risa
Que era la mía
Pero que sonaba
Desde habitaciones oscuras

De aquel vientre
Que crecía por fuera
De la vida

La enfermedad
Y la estrella horrenda
En mitad de la cabeza.




















Adiós ¿Qué queda?

El sudor de mi presencia
En la noche enferma

Es la mañana
Y queda el vacío
Y la cabeza derrotada
El aliento abatido
Y fuera
El rocío brillante
Que no brilla
Para mí
Y el resto de la noche
Que se cuela
En la escena
Con la leche rancia
De la última decepción.





















Hice del sol un pensamiento
Se metía en mi huella
Y mi huella
Se metía en el sol.































Todo Está En Paz Para Nosotros



Nuestras tumbas están calientes
Llenas de sol

No hemos llorada una sola lágrima
No hemos gritado una sola blasfemia
Con solo el contacto de una mano
Nos hemos querido salvar

Oh hermanos
Hemos reído la dicha
Como si no existiera el espanto
Hemos amado algunos senos
Como si no existieran leyes

Ha latido nuestro corazón
Con la estrella
Hemos comido la tierra
Para tener una cabeza.














Canción Matutina



El campo recibe
El saludo del sol
Las tumbas se abren
Y las bestias de tienden
A morir o a dormir

Algunos lloran pero
Otros ríen

Mientras
Cavamos agujeros
Calentados
Por el sol

El sol bueno
El sol de tragedia
El sol de guerra y de derrota.


















Palacios florecerán
De entre
Los muslos de la inmensidad

Carcajadas surgirán
En las tribunas celestes

Por trabajo de enfermo
Por un vicio inconfesable

Y tú llorarás

Riendo un conocimiento mezquino.






















Dice El Lobo




La palabra del hombre
No sirve
No sirve para el hombre
Relámpago de vacío

No sirve para la especie
Cualquier palabra
Entre dos
Está condenada al abismo

Los lobos aúllan en el bosque:
Un mensaje recogido
Por doquier.



















Oración Científica



Universo ordenado
En la miseria
De un límite
Será condenado

Caos del Universo
Tomar todo
Lo miserable
El reverso.























Oración Por Los Ausentes



La piel es el envoltorio
De una tumba
Los ataúdes en la cabeza

Cómo se puede amar lo que no vive
Y cómo saber que no se vive

La piel es el envoltorio
De cosas que van.


























Miento
Para salvar el mundo
Muero
En el mundo
Al que no quiero
Mentir.
































El pensamiento
De un pensamiento
No colmaba
Mi alegría

La palabra
Moría
Sin significado.






























¿Pero qué ocurre con la pereza
que me invalida
me vuelve del revés
y me emporca el alma
esa terrible comezón
donde me revuelvo como un insecto
esa pereza como una rueda de moler
donde solo
Pongo un cuerpo reducido?

Yo preveo un largo y frío invierno.



























Me recuerdo a mí mismo
Como un niño
Comiendo la hierba
Y blandiendo un cetro invisible
Pero enorme

Allí donde llegaba
El mundo
Me mostraba su incandescencia

Todo se correspondía
Entre mi cuerpo y la vida
Pocas palabras
Dejaban de ser poderosas
Por mí pronunciadas.























Una sola vez basta
Pero el vicio
De volver a encontrarlo
Puede más
Que el remordimiento.


































Nadie es olvidado
En esta tierra

Cuando se encienden
Las estrellas
Escuchen
-Sí quieren-
Las cornetas.


























Sin Marcha Atrás



Si se pudiera hablar claro
Y decir lo que cada uno piensa
En cada momento
No vendría más que a aumentar
El dolor
Y dejar desolado el palacio
La caverna
El lugar donde nuestra esencia
( o como quiera que se llame)
Finge para no ser derrotada.

























Tú y yo somos fantasmas
Volamos
Sin ninguna tragedia
De día en día
Y cuando mentimos
Entregamos nuestra realidad
A quien escucha
Nuestra mentira.































Cada hombre tiene su propia herramienta
Con la que golpea cráneos y piedras
Cuerpos y fantasmas
En los bosques
En las tumbas
En los parques de atracciones
Cráneos y piedras
Bocas, sexos
Brazos, nervios
En los templos
En los salones de belleza
En los desiertos
Cuando encuentra el nacimiento de un río
Y cuando encuentra a un cisne muerto
Golpea su herramienta
Sobre todo
En todo
Con otros hombres que tienen su propia herramienta
Y hacen de ella
Su símbolo único y sagrado
Su propia respuesta
Y una respuesta más allá de él mismo.












Adiós



El solitario tira del mundo
Con su rebuzno de asno
Tira del mundo
Con el nudo en la garganta
Diciendo adiós
A las piedras, a las mujeres
A los desiertos y a los bosques
A los cursos de agua
A las avenidas concurridas
Al hogar y al lenguaje
A las yeguas, a la hierba
Al sol
Diciendo adiós
Diciendo adiós
Tira del mundo
Con el culo sucio
Y la cara afeitada
Con sus muñones
Llora cuando suenan las canciones
Y llora cuando hace
Esto o lo otro
Tira del mundo
Y hace esto o lo otro
Llora y rebuzna
Ríe como la muerte
Ríe como una piedra
Ríe como un pescado.









El vientre en casa
La cabeza sobre las montañas
Y la polla entre las piernas

La piel sobre la mesita de noche
La sangre derramada en el orinal.
































Una luz en la mesita de noche
Se enciende
Y todo
Parece irremediable.


































No es mala la soledad
Si se tiene un hilo de Ariadna
Pero no olvidar:
Teseo no la amaba
De verdad.

































Dionisos tomó a Ariadna
Por la fuerza del dios
Teseo buscó algo
Mejor que hacer
La dejó dormida
Y se marchó

Dormid, dormid
Y se os aparecerá
Un dios

El corazón es falso
El hombre está solo
El mundo es irremediable
Y los pasos se pierden
En una
Estúpida fiebre.





















Me gusta decir el nombre de las personas
Decir el nombre de las personas.

































Ángulo De Visión



Pequeñas personas vistas por otras personas
Pequeñas personas creadas por otras personas

El mundo es un pensamiento
Engordado por más pensamientos
Móviles
Densos
Dentro fuera, dentro fuera
Todo lo que se vive
Bien podría no vivirse
Y no pasaría nada

Pequeñas personas aquí y allá
Alrededor de uno
Y uno alrededor
Y uno es un ángulo de visión
Para el que un gesto
Da forma a un pensamiento
Y ese pensamiento
Se fortalece
Volviéndonos débiles

Riéndonos con una risa
Que jamás vemos
Riéndonos con una risa
Que deja ver nuestras almas.









Cómo explicar todo aquello
Que vive
En un movimiento perpetuo
Girando
Brincando
Escorando
Ahora así
Ahora de otra manera
Siempre con un algo
Para más adelante
O quizá
Ya fue ayer
Cuando debió de ser
Y
Las cosas
Que zumban con el movimiento
Tiempo
Tiempo
Tiempo
Solo un camino
Y
Una sola palabra
Para librar el asalto.















Una cosa que se queda
Que se queda y que se pierde
Y no encuentro la palabra

Ya sé que existen
Más cosas
Más allá de los silencios

Cómo podría pedir perdón
Por todo aquello que está
Más allá de mí mismo
Y en lo que tú confiaste.


























Duerme y sueña
Cánsate hasta donde ya
No haya más allá
Toma las monedas
Y canta una canción

Pero en voz baja

Las cosas son flojas
Y nosotros nos debilitamos
Creyendo haberlo intentado.



























La verdad no procura el deseo
El deseo
Es algo que no tiene una pregunta
Ni una piel
Ni una tierra.






























Marchar



Adiós, adiós
Cuando das la espalda
Un abismo se abre
Tras de ti.




























Dolor


Quisiera poder decir
Que siento dolor
-DOLOR de verdad-
Cuando las cosas salen mal.
































Nada tiene
Una verdadera apariencia única
Ni una sola verdad
Ni una sola noche
Con una sola luz
Ni un solo día
Con una sola misericordia
Nada tiene una verdadera regla
Ni un solo nombre
Ni una sola palabra
Ni una única soledad
Ni una sola mirada
Nada tiene que saber durar

Sentados en los bosques
Unas personas nos ven pasar.






















La palabra no sirve para nada
Y el pensamiento es un chorro de sangre
La carne está colgada entre el hielo
Y todo lo que se produce entre nosotros
Permanece encerrado en la tripa
El mundo grita su verdad
Insensatamente
Y yo digo que no sirve para nada
Como la palabra
Y todos los inventos del alma
Bálsamos
Para heridas que no son heridas
Ni son nada
Más que un montón de cuentos
Que nos gusta procurarnos.























Algunas veces
Las personas parecen calaveras de sí mismos
Porque se cansan mucho
Toman muchas drogas
Duermen poco
O sufren demasiado
Cuelgan de sus hombros
Unos esqueletos que no les pertenecen
En esos momentos
Y las cabezas son marmitas
Donde se cuecen cebollas
Y van de un lado para otro
Siempre en reducidos espacios
Y una ventana
Es más o menos
Donde empieza la distancia
Con el resto de las cosas.





















Las calaveras se llevaron el pensamiento
Y los pellejos
Se llevaron el resto

Cuando se encendía la pequeña luz
Uno podía creer
Que habitaba en China
Pero solo su propia incredulidad le rodeaba

Como muestra de que aún se vivía
La polla hinchada
Y poco más.























Maravillas Del Mundo


Vuestra comida está ahí
Sobre la mesa
Como vuestro vino y vuestras voces y palabras
Y vuestros gestos y acciones

Y habéis olvidado
Porqué pusisteis todo eso allí

Quizá porque sí
Quizá porque es mejor permanecer cerca
Que marcharse
Quizá porque permanecer
Es la mejor manera de estar muerto
Y ya sabemos lo que dicen algunos orientales

Vuestra ceremonia no tiene fondo
Ni forma
Ni os pertenece
Nada nos pertenece
Porque ya no prestamos atención.